Alimentación saludable

¿Las etiquetas de las frutas se pueden comer? Esto todo lo que debes saber

Aprender a leer las etiquetas de tus productos te pueden ayudar a llevar una vida mucho más saludable
viernes, 9 de abril de 2021 · 16:10

Las frutas forman parte importante de nuestra dieta diaria, ya que aportan una buena cantidad de agua, fibra, minerales y diferentes compuestos que ayudan al organismo a mantenerse saludable. Más allá de todos los beneficios que estas puedan tener, en las últimas semanas una duda ha generado confusión entre la población, la cual hace referencia a los pequeños estampados que las frutas suelen tener. 

Cuando hacemos el super es casi imposible no notar esas estampas que se encuentran pegadas directamente sobre la piel de la fruta, las cuales nos muestran su marca, un número y en ocasiones hasta un código de barras, información que en ocasiones es difícil interpretar. Lo que más llama la atención es que hay quienes aseguran que estas etiquetas se pueden consumir, ya que estar elaboradas con materiales aptos para el consumo, pero ¿es esto real?

¿Las etiquetas de las frutas se pueden comer?

Las redes sociales son un basto mundo de información que en ocasiones nos puede llevar por caminos confusos y hasta contradictorios, por lo que hay que adentrarse un poco más para descubrir qué hay de verdad o mentira en todo lo que nos dicen. A través de diferentes plataforma de entretenimiento ha saltado una duda común, puesto que se asegura que las etiquetas de las frutas están hechas de fécula de papa y por lo tanto son comestibles, pero en realidad esto no es del todo cierto. 

Entonces ¿son comestibles o no lo son? Hay que tener en claro que las etiquetas de la fruta están hechas de plástico y pintura, por lo que no son comestibles como se asegura en algunos videos, y si por algún error llegas a comer alguna, tu salud no estará en riesgo. De acuerdo con la Food and Drog Administration (FDA) de Estados Unidos, las etiquetas y el adhesivo que se usa están regulados para que no sean elaborados con productos tóxicos, en especial porque entran en contacto directo con una zona regularmente comestible como la piel de las manzanas o peras. 

Una vez que las lavas puede que la etiqueta se mantenga en su lugar e incluso queden pequeños residuos del pegamento sobre la piel de la fruta, es por eso que no está de más usar un cepillo para frutas y tallar ligeramente para eliminar por completo los residuos. Sin embargo, sí existen algunos tipos de etiquetas que son comestibles que por lo regular se encuentran colocadas en el pan o hasta en algunos cupcakes, pero estas tienen una apariencia similar a la de una oblea, y ante la duda siempre puedes preguntar al vendedor. 

Cómo leer las etiquetas de la fruta

Además de mostrar algunas marcas o hasta decirnos cuál es el origen de la fruta que consumimos, las etiquetas cumplen con una función muy específica, así que si aprendes a leerlas de la forma correcta puedes llevar una vida mucho más saludable. La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), nos muestra cuál es el significado detrás del etiquetado de las frutas y algunas verduras que se pueden encontrar en el mercado. 

Esta etiqueta contiene un código PLU (Price Lookup, por sus siglas en inglés), el cual es asignado por la Federación Internacional para los Estándares de Productos (IFPS), y señala a los productos frescos o a granel, basándose en aspectos como el tipo de mercancía, variedad, tamaño y tipo de cultivo. Por lo general este tipo de códigos suelen tener entre cuatro a cinco dígitos que señalan: 

1.- Hay productos con códigos que comienzan en 0, el cual se asigna a todos los productos, frutas o verduras, cultivados de forma convencional y utilizan pesticidas. Sin embargo, no en todos los etiquetados puede llegar a aparecer este número por que inician con otros dígitos tales como el 4. 

2.- Si el código comienza con el número 4 y cuenta con el mismo número de dígitos, quiere decir que dicha fruta o verdura fue cultivada de forma convencional y se usaron pesticidas, tal es el caso e algunos plátanos cuyo código suele ser 4011. 

3.- 5 dígitos comenzando con el número 9. Cuando una etiqueta comienza con el número 9, por ejemplo, #90230, quiere decir que dicho producto se ha cultivado sin pesticidas ni fertilizantes, es decir, se trata de un producto orgánico.

4.- 5 dígitos comenzando con el número 8. Si una etiqueta comienza con 8, por ejemplo, #87043, significa que está genéticamente modificada.

Otras Noticias