Saludable

Compartir la comida con seres queridos te puede ayudar a reducir la obesidad: Estudio

Descubre como comer junto a tu familia puede evitar trastornos alimenticios y otros problemas.
jueves, 8 de abril de 2021 · 14:54

Sentarse a la mesa a comer con tus familia o seres queridos y hablar entre si mientras degustas tus alimentos es una de las practicas sociales y rituales referentes a la comida con mas antigüedad, desde hace cientos de años se ha demostrado como este proceso es importante para crear y fortalecer sociedades y comunidades, y ahora gracias a un estudio de la Universitat Oberta de Catalunya y la Universitat Autònoma de Barcelona sabemos que esta práctica puede tener otros beneficios bastante sorprendentes.

A partir de la investigación, que puedes consultar gratuitamente en la International Journal of Environmental Research and Public Health, se determino que el comer rodeado de tus seres queridos influye directamente en os hábitos alimenticios e incluso puede ayudar a prevenir o reducir la obesidad, esto como un efecto secundario de varios aspectos positivos de este actividad.

Según el estudio, nuestros métodos de alimentación se han visto afectados considerablemente por la pandemia, así pues se ha revivido esta práctica de sentarse a la mesa, comer mas lento, disfrutar de los alimentos sin la intervención de las tecnologías digitales, lo que ha provocado que los adolescentes (el grupo de estudio en el cual se efectuó la investigación) estuvieran más conscientes de su alimentación.

Todos estos factores contribuyeron a que los sujetos de estudio, reconocieran la sensación de saciedad de una manera mas eficiente e indirectamente causo que sus hábitos de alimentación se modificaran por evitando así la obesidad y trastornos alimenticios como un efecto secundario, ya que el proceso de alimentación no solamente se da en la mesa, viene desde la selección, elaboración de los alimentos y como se consumen estos.

En el estudio también se tomo en cuenta el modelo de alimentación de los adolescentes, en este caso la dieta mediterránea, en contraste a la dieta occidental que prioriza los alimentos procesados y la alimentación de forma rápida, determinando que es importante la promoción de una dieta saludable y balanceada. es ahí donde el rol familiar entra en el contexto, donde los padres juegan el papel del modelo a seguir en cuanto a la alimentación por lo que una comida familiar repercute directamente en los adolescentes.

 

Otras Noticias