Saludable

¿Intolerancia o alergia alimentaria? Conoce cómo identificar cada una de ellas y sus síntomas

En muchas ocasiones ambos términos son usados de la misma forma, pero es importante conocer de qué va cada uno
miércoles, 7 de abril de 2021 · 16:43

En algunas ocasiones es común que cuando ingerimos un alimento se presenten ciertas reacciones adversas que se relacionan como una alergia o una intolerancia. Ambos términos se pueden confundir con facilidad y en algunos casos pueden ser usados como sinónimos para referirnos a que cierto alimento o producto no nos cae del todo bien, así que preferimos evitarlo e incluso reemplazarlo.

Aunque la intolerancia y la alergia alimentaria es común entre la población, es importante saber identificar las diferencia que hay entre cada una, para así encontrar el remedio exacto que el cuerpo necesita, ya que tal vez vayamos por el camino equivocado. Kiwi, frutos secos, mariscos y lácteos, son solo algunos de los alimentos que más se han relacionado como aquellos que causan afectos nocivos en el cuerpo, pero no siempre se trata de una intolerancia o una alergia. 

¿Alergia o intolerancia?

La alergia o la intolerancia alimentaria pueden compartir algunos signos y síntomas similares, lo que hace que la confusión entre ambos términos sea mucho más evidente, sin embargo, no todas las reacciones a ciertos alimentos son causadas por una alergia, sino que tienen una mayor relación con una intolerancia alimentaria. Es por esto que es importante saber identificar las señales para poder actuar de la forma adecuada. 

Alergia. Hay que tener algo muy claro, cuando se habla de una alergia alimentaria esta hace referencia a los síntomas que se presentan en el sistema inmune. Cuando una alergia se presenta el organismo identifica a un alérgeno como una amenaza lo que hace que responda a través de un proceso inflamatorio para protegerse, por lo que es común que se presenten enrojecimientos en la piel, inflamación de labios y boca, problemas respiratorios o la posibilidad de sufrir un shock anafiláctico, una de las más graves consecuencias que podría poner en riesgo la vida. 

Intolerancia. En este caso este tipo de reacción del cuerpo tiene más que ver con el sistema digestivo que con el sistema inmune, como en el caso de las alergias. Una intolerancia alimentaria se produce cuando el cuerpo no es capaz de procesar o digerir de forma adecuada un alimento determinado, lo que puede provocar problemas como náuseas, dolor abdominal, diarrea, inflamación y cólicos. Aunque los síntomas suelen ser molestos estos no ponen en riesgo la vida. 

Uno de los ejemplo más claro de intolerancia es la lactosa, fructosa o gluten, incluso se pueden presentar en personas con problemas como el Síndrome de Intestino Irritable o la enfermedad celíaca. Aunque existen estudios para determinar si se es intolerante o alérgico a determinado alimento, por lo general se suelen descubrir durante el transcurso de la vida y al ingerir determinados alimentos, pero ahora ya podrás saber con precisión qué es lo que le ocurre a tu cuerpo y no usar ambos términos por igual. 

Otras Noticias