Saludable

Conoce las diferencias entre el aceite de oliva virgen y el oliva virgen extra

El aceite de oliva virgen y el virgen extra guardan diferencias que son importantes de conocer
lunes, 12 de abril de 2021 · 16:08

El aceite de oliva es uno de los más recomendados por los nutriólogos y especialistas en la salud, pues aporta grasas saludables que se han estudiado y comprobado su eficacia para combatir a los radicales libres, además de tener propiedades anticancerígenas, desinflamatorias, disminuir la cantidad de colesterol malo (LDL) e incrementar el bueno (HDL), regular la presión arterial, entre otros beneficios.

Sin embargo, no porque lleve la etiqueta de "oliva" quiere decir que es bueno, pues el "aceite de oliva" pasa por un proceso de refinación que podría eliminar todas estas ventajas saludables. Por esta razón se le suma el concepto "virgen" y "virgen extra", que a pesar de sonar como lo mismo, tienen características específicas que los diferencian uno del otro y aquí te decimos cuáles son.

Lo que sí debes saber es que aunque ambos llevan el mismo proceso de extracción, la diferencia entre ambos puede ocurrir por los métodos de siembra, recolección y el momento en el que se procesan, pues esto cambia radicalmente las características de un aceite de oliva virgen a uno virgen extra. Sin más preámbulos a continuación te decimos cuáles son las diferencias.

Diferencias entre el aceite de oliva virgen y extra virgen

  • El color

Yéndonos por la característica más visual es el color, el aceite de oliva virgen extra es mucho más oscuro que el virgen, pero esta no es la única diferencia.

  • Siembra, cosecha y recolección

Lo que puede cambiar radicalmente la característica de un aceite de oliva virgen a uno virgen extra son los cuidados desde la siembra, las protecciones frente a las plagas y las condiciones climatológicas de un buen cultivo; en segundo lugar, recolectarse en el momento idóneo y las técnicas; seguido esto de la molienda que debe ser en el momento preciso a temperaturas inferiores a 27 grados para conseguir el mejor resultado.

  • El proceso de extracción

El proceso que llevan para ser extraídos (actualmente muy pocos por procedimientos mecánicos, es decir, por prensado, y la mayoría por centrifugación) es el mismo, la única diferencia que presentan con respecto al aceite de oliva es que éste lleva un proceso de refinado que en realidad hace perder las propiedades de la oliva, mientras que el virgen y el extra virgen las conservan.

  • La acidez

Aunque llevan el mismo procedimiento de extracción, uno es más ácido que otro, una diferencia química. El aceite de oliva virgen no debe superar los 0.8 grados de acidez, que es ligeramente superior al nivel que presenta el virgen extra, el cual debe ser menor o igual a 2 grados.

  • El sabor y aroma

Es una diferencia organoléptica, es decir, que produce una impresión sensorial que se puede percibir a través de los sentidos y en este contexto, se puede discernir por una cata. El aceite de oliva virgen extra no tiene defectos y el panel de cata debe ser cero y su mediana de frutado debe ser mayor que cero. En tanto, el oliva virgen tiene un ligero defecto apreciado por cata menor o igual a 2.5 y en un frutado mayor a cero.

  • La calidad y el uso

Ambos son de excelente calidad, pero sin duda, el aceite de oliva virgen extra resulta mejor en crudo. Los expertos en nutrición recomiendan usar el aceite de oliva virgen en procedimientos de cocción como asar los alimentos o cocinar con él, mientras que el aceite de oliva virgen extra es mucho más recomendado en aliños, en ensaladas o para su consumo directo.

¡Escucha nuestro último podcast de Punto Saludable!

Otras Noticias