Saludable

Estos son los aceites vegetales más saludables y recomendables para cocinar

Aunque aceites como el de coco y de palma se han hecho famosos por sus supuestas bondades, son aceites vegetales no saludables
miércoles, 17 de marzo de 2021 · 12:41

Cuando hablamos de grasas es común que vengan a nuestra mente imágenes sobre la manteca de cerdo, la grasa acumulada en las carnes, especialmente las rojas, o la mantequilla, aunque existe una gran variedad de grasas no saludables que también provienen de alimentos de origen vegetal, lo cual resulta una gran sorpresa para quien no está familiarizado con el tema.

Las grasas consideradas no saludables son aquellas que por su composición se almacenan más fácilmente en los conductos del organismo, especialmente en las arterias, formando una placa que con el paso del tiempo promueve la aparición de enfermedades cardiovasculares o cerebrovasculares e incluso, causando la muerte en millones de personas alrededor del mundo.

La comunidad científica ha alertado sobre la importancia de diversificar y balancear la dieta, incluyendo más alimentos de origen vegetal para prevenir este tipo de problemas, así como el sobrepeso y obesidad, que desencadenan otras enfermedades graves. Sin embargo, no todos los aceites vegetales son los más recomendables para cocinar, aquí te decimos cuáles lo son y por qué.

Aunque es vegetal, el aceite de coco no es el más recomendable para la salud.

Los aceites vegetales más recomendables para cocinar

  • Aceite de oliva virgen

Es quizá uno de los más recomendables debido a su alto contenido de ácido oleico proveniente de la aceituna; también por su contenido de ácidos grasos libres y grasas monoinsaturadas que no sólo no forman parte de un compuesto lipídico, sino que ayudan a reducir el colesterol malo (LDL) de la sangre.

El aceite de oliva virgen posee vitamina E, A, D y K y polifenoles. En conjunto promueve la salud general del organismo, previene el envejecimiento celular y la aparición de cáncer, regula la glucemia, contribuye al fortalecimiento de los huesos, reduce el ácido en la mucosa esofágica, regula el vaciado del estómago, disminuye la acidez y las úlceras gástricas, mejora la presión arterial, previene el Alzheimer, entre otros beneficios.

  • Aceite de canola

Este aceite contiene más grasas omega 3 y 6 que otros aceites vegetales, lo que ayuda a disminuir el riesgo de susfrir enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares pues contribuye a bajar los niveles de colesterol malo (LDL) en el organismo.

Es un aceite con una baja cantidad de grasa saturada, alrededor del 7% de su constitución, pero posee en oposición los Omegas y grasa insaturada, además de estar libre de grasas trans y ser una fuente rica en vitaminas E y K.

  • Aceite de cártamo

Este aceite proviene de las semillas de cártamo, originarias de la India y se caracteriza por poseer un alto contenido de ácidos grasos Omega 6, que protegen contra las enfermedades coronarias y la arteriosclerosis, además de ser rico en vitamina E. Es ideal para prevenir y tratar enfermedades cardiovasculares, reumatismo, estreñimiento, parásitos intestinales y la resequedad de piel o del cabello.

  • Aceite de girasol

Es rico en ácidos grasos poliinsaturados como el Omega 3 y el Omega 6, además de poseer vitamina E. Este aceite, como los anteriores, previene la aparición de enfermedades cardiovasculares e inflamatorias, artritis, síndrome premenstrual y otras relacionadas.

  • Aceite de pepita de uva

Se caracteriza por su alto contenido de ácido linoleico, vitaminas C y D, además de ácidos grasos insaturados como el Omega 6, que ayudan a disminuir el colesterol malo (LDL) y los triglicéridos, previene la hipertensión y la diabetes, los problemas circulatorios y las enfermedades de origen inflamatorio.

  • Aceite de soya

Este aceite es rico en ácidos grasos Omega 3 y 6, así como grasas mono y poliinsaturadas. Es una fuente de vitamina A y contribuye a absorber vitaminas liposolubles como la A, K y D. Favorece la salud del sistema nervioso central y contribuye a disminuir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

  • Aceite de aguacate

Este aceites es rico en ácido oleico y luteína, lo cual contribuye a reducir el colesterol malo (LDL), la hipertensión la salud cardiovascular, la salud visual y los síntomas de artritis, además de neutralizar los radicales libres que pueden desarrollar enfermedades como la diabetes tipo 2.

  • Aceite de cacahuate

Aunque tiene ácidos grasos saturados (17 gramos por cada 100 gramos), aporta más ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, además de vitamina E. Este aceite mejora la circulación y oxigenación de la sangre, incrementa el metabolismo celular, reduce la oxidación celular, disminuye el colesterol malo (LDL), entre otros beneficios.

Por otra parte, respecto a la temperatura es importante saber que no todos los aceites alcanzan las más altas, pues al ser sometidos a altas temperaturas, los ácidos grasos se pueden alterar y producir radicales libres, sustancias cancerígenas o pérdida de la vitamina E o los antioxidantes naturales. Para cocinar a fuego alto, freír y sofreír son:

  • Aceite de almendras
  • Aceite de maíz
  • Aceite de oliva extravirgen
  • Aceite de sésamo
  • Aceite de girasol
  • Aceite de cacahuate
  • Aceite de ajonjolí
  • Aceite de soya

Los que se pueden usar para sofreír a fuego medio son:

  • Aceite de aguacate
  • Aceite de canola
  • Aceite de oliva

Ahora bien, los aceites de palma y de coco tienen un gran contenido de grasas saturadas, por lo que no es recomendable usarlos en exceso ni considerarlos saludables.

¡Escucha nuestro último podcast de Punto Saludable!

Otras Noticias