Saludable

¡Cuídate de la gripa! 5 remedios caseros para reforzar tus defensas en esta temporada

Si quieres elevar las defensas de tu sistema, prepara estos remedios caseros y combate la gripa
miércoles, 27 de octubre de 2021 · 13:32

La gripa parece estar a la vuelta de la esquina cuando hay cambios de clima, especialmente cuando baja la temperatura, por lo que además de cambiar la ropa que usamos y empezar a sacar los abrigos, es importante mejorar nuestra alimentación para que nuestras defensas estén elevadas y prevenir cualquier enfermedad.

El sistema inmunológico es justamente un conjunto de sistemas en nuestro cuerpo que defienden a nuestro organismo del ataque de bacterias, virus y otras infecciones. Cuando baja nuestra barrera inmune es más común que haya presencia de diversas enfermedades, las cuales causan inflamación, mucosidad excesiva, fiebre, dolor de cabeza, entre otros síntomas.

La inflamación o la mucosidad son formas en las que el cuerpo reacciona ante una amenaza, con el fin de expulsarla y combatir la lesión que el virus, bacteria u hongo está inflingiendo en nuestros órganos. Para ayudar a tu cuerpo a combatir este problema, hoy te compartimos cinco remedios caseros para reforzar tus defensas en esta temporada y cuidarte de la gripa.

5 remedios para reforzar tus defensas

1. Jugo de betacarotenos y jengibre

Ingredientes:

  • 1 naranja
  • 1/2 zanahoria
  • 1 trozo de jengibre

Lava la naranja y la zanahoria. Exprime el jugo de naranja en una licuadora cuidando que no se vayan las semillas, agrega la zanahoria (previamente pelada) picada en trozos pequeños, y el jengibre (de unos 2 centímetros sin cáscara) también en trozos, muele hasta obtener una mezcla homogénea.

Sirve el jugo pasando por una coladera, lo puedes tomar en ayunas o 20 minutos antes de una comida fuerte. Tómalo regularmente, alternando con otros jugos y nunca por más de 7 días seguidos. Recuerda que es importante consultar con un médico antes de consumirlo, especialmente si padeces de alguna enfermedad crónica o metabólica.

Los betacarotenos son un pigmento que le dan a los alimentos esa tonalidad naranja y que nuestro organismo convierte en vitamina A, la cual funciona como un potente antioxidante que ayuda al sistema inmune a protegerse de diversas enfermedades y estimulan la producción de glóbulos blancos en la sangre.

El jengibre por su parte es una fuente de vitamina C, potasio, niacina y fósforo, además de tener propiedades antiinflamatorias que ayudan a combatir virus y bacterias, pero siempre se debe consumir con moderación. Sumado a la vitamina C de la naranja potencia sus efectos positivos en las defensas de tu cuerpo.

2. Té de canela con limón y miel

Ingredientes:

  • 250 mL de agua
  • 1 ramita de canela
  • 2 cucharadas de miel de abeja
  • 1/2 limón

Hierve el agua con la canela, tapa y espera a que repose por 10 minutos, sírvela en una taza pasando por una coladera, agrega la miel de abeja y exprime el jugo del medio limón, revuelve integrar. Toma esta bebida tibia, de preferencia por la mañana hasta que te sientas mejor de la gripa.

Recuerda siempre consultar con tu médico antes de tomar cualquier remedio casero, especialmente si sufres de enfermedades crónicas o metabólicas. No lo consumas tan seguido, ya que puede causar sensibilidad en los dientes.

El limón es una fuente de vitamina C, por lo que ayuda a fortalecer el sistema inmune, además de que está ligado a la prevención de enfermedades como diabetes, aterosclerosis, resfriado, glaucoma, accidentes cardiovasculares, etcétera. En tanto, la miel es un antibiótico natural, es rica en vitaminas, oligoelementos y contiene propiedades energetizantes y antiinflamatorias.

3. Miel de ajo y limón

Ingredientes:

  • 1/2 taza de miel
  • 7 ajos medianos
  • 1 limón, cáscara

Sirve la miel en un recipiente de vidrio esterilizado, pela los ajos y con un cuchillo aplasta ligeramente, colocando la hoja sobre el ajo y presionando con la palma de tu mano, o bien, puedes prensarlos o picarlo finamente y añadirlo a la miel, agrega la ralladura de la cáscara de limón, mezcla con un palito de madera que no hayas usado, tapa herméticamente y deja reposar por al menos dos semanas.

Sirve esta miel preparada en una rebanada de pan o agrega una cucharada a un té de jengibre o agua de arroz, disfrútalo de forma regular para elevar las defensas de tu organismo. Recuerda consultar a un médico sobre cualquier remedio casero antes de consumirlo.

El ajo es un alimento muy nutritivo, cuyo compuesto activo, la alicina, es uno de los responsables de la mayoría de sus beneficios, además de ser una fuente de aminoácidos esenciales, vitaminas del complejo B y flavonoides. Tiene propiedades antimicrobianas, antifúngicas, antivirales, antiinflamtorias y antioxidantes, estimula el sistema inmune y combate las infecciones respiratorias.

4. Té de cebolla, ajo y canela

Ingredientes:

  • 250 mL de agua
  • 1/4 de cebolla morada
  • 2 dientes de ajo chicos
  • 1 trozo de rama de canela
  • 1 trozo de jengibre
  • 1 cucharada de miel de abeja
  • 1/2 limón

Pon el agua con la cebolla, los dientes de ajo con cáscara, la canela (de unos 6 centímetros) y el jengibre (de aproximadamente 2 centímetros) a fuego alto. Cuando empiece a hervir baja la lumbre, deja 2 minutos y apaga, tapa y deja reposando por 10 minutos. Sirve pasando por una coladera, agrega el jugo del limón y la miel, mezcla para integrar todo.

Toma de preferencia por las noches, sin tener el cabello húmedo o salir al frío. Recuerda consultar a un médico antes de tomar cualquier remedio casero.

Este remedio es muy efectivo para subir las defensas de tu organismo y combatir el resfriado por las propiedades de sus ingredientes los cuales ya te contamos antes. En el caso de la cebolla uno de sus compuestos activos, alilo, tiene propiedades antibactericidas y fungicidas; es una fuente de complejo B, vitamina C, calcio y manganeso.

Por esto, promueve la circulación sanguínea y ayuda a combatir enfermedades relacionadas con este problema, favorece la eliminación de líquidos corporales y su azufre contribuye a combatir procesos infecciosos del aparato respiratorio.

5. Vaporizaciones de romero y eucalipto

Ingredientes:

  • 1 L de agua
  • 1 ramita de romero
  • 1 puñito de hojas de eucalipto

Este remedio es muy útil, pero debes tener cuidado, ya que estarás en contacto con agua muy caliente y si eres descuidada podrías sufrir un accidente. Coloca el agua en una olla pequeña a fuego medio alto, agrega el romero y las hojitas de eucalipto, una vez que empiece a hervir retira del fuego.

Aquí viene lo importante, donde debes poner atención. Coloca una tabla de madera sobre la mesa y coloca ahí la olla, siéntate junto a la mesa, de forma que pongas la cara arriba de la olla (pero ten cuidado de no quemarte, ya que el vapor es muy caliente), si el calor es tolerable entonces cubre con una toalla grande para que se forme una barrera y el vapor caliente entre directo a tus fosas nasales.

Mantén esta vaporización por unos 10 minutos o hasta donde lo toleres. Una vez que termines, retírate de la olla sin levantarte, envuelve ligeramente tu cara, sin tallarla, sólo para secar el vapor. Espera así unos minutos para que se atempere tu rostro, mantén cubierta tu garganta y a dormir.

Es importante no salir al frío después de realizarte una vaporización pues el cambio de temperatura podría dañar a tu rostro y a tu sistema inmune. Recuerda consultar con un médico sobre cualquier remedio casero.

El eucalipto es ideal para abrir tus vías respiratorias de forma natural por sus propiedades expectorantes, además de que funciona como antiséptico, antimicrobiano, antiinflamatorio y cicatrizante; en cuanto al romero posee propiedades antioxidantes, antibióticas y antisépticas, contribuye a disminuir el estrés, combate la inflamación y previene diversas enfermedades.

Otras Noticias