Saludable

Frutas que debes comer con cáscara para aprovechar todos sus nutrientes

La cáscara de las frutas también beneficia al organismo, y aunque no siempre las podemos comer a mordidas, hay formas de aprovechar sus nutrientes
lunes, 29 de junio de 2020 · 19:07

Hay personas que al comer una manzana les gusta quitarle la cáscara, porque sienten que esa cubierta está de más; sin embargo, ahora sabemos que la cáscara, no sólo de la manzana, sino de diversas frutas tiene beneficios nutricionales para el organismo, además de que los concentra una buena cantidad de fibra, pues además de mejorar la dieta y la digestión, genera mayor sensación de saciedad.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), la ingesta diaria recomendada de fibra dietética para un adulto es de 25 gramos al día, aunque lamentablemente en México los adultos consumimos entre 16 y 18 gramos al día, una cantidad muy por debajo a la recomendada, situación que provoca enfermedades crónicas.

La fibra dietética o alimentaria es aquella que el organismo no descompone ni digiere, sino que pasa a través del sistema digestivo y se expulsa; ésta se clasifica en soluble e insoluble y cada una tiene diferentes funciones, la primera por ejemplo, se disuelve en agua y produce una sensación de saciedad, disminuye el colesterol malo (LDL) y mantiene los niveles de glucosa en la sangre; mientras que el insoluble no se disuelve en agua, pero acelera el movimiento de los alimentos a través del sistema digestivo y disminuye el estreñimiento.

Entre la fibra alimentaria insoluble se encuentran las frutas y verduras, y la OMS ha manifestado que para alcanzar la cantidad recomendada, un adulto debe comer al menos 400 gramos o cinco porciones de verduras y frutas cada día para prevenir el desarrollo de enfermedades no transmisibles; no obstante, si le quitas la cáscara a la fruta estás perdiendo parte de esa fibra y otros nutrientes, por lo que te decimos a cuáles frutas no deberías quitarles su cubierta.

Frutas y su cáscara

Manzana: además de fibra, la cáscara de la manzana contiene triterpenoides, que previene y disminuye el riesgo de que aparezcan células malignas o cancerosas en el organismo.

Plátano: la cáscara de esta fruta es rica en antioxidantes, minerales y vitaminas que protegen la piel, por lo que se recomienda cortarla en trozos con la pulpa y licuarla para tomar su mezcla; o también puedes consumir su ralladura en repostería.

Uva: la cáscara de la uva posee resveratrol, un antioxidante muy potente y que se ocupa como un suplemento dietético, además de neutralizar el colesterol en la sangre.

Naranja: esta fruta contiene antioxidantes como la vitamina C y fibra, aunque su cáscara también la posee; no obstante, si no te gusta comerla, puedes consumirla a través de su ralladura, para hacer una infusión, en almíbar o en un preparado de mermelada.

Piña: la cáscara de la piña tiene una función depurativa para el organismo, entre otras que ya te hemos compartido, pero sabemos que es difícil consumirla a mordidas, así que puedes prepararte infusiones combinadas con canela, o con jengibre, además de ocuparla para envolver carnes y suavizarlas.

Granada: esta fruta es fuente muy importante de beta-carotenos, potasio, fósforo y calcio, aunque la piel es muy amarga; para consumirla se deja secando al sol, después se licúa y se agrega a algunas bebidas; aunque también se puede triturar la cáscara y mezclarla con yogurth o bien, en infusiones.

 

Otras Noticias