Saludable

¿Amor-odio por las espinacas? Descubre algunos de sus beneficios

La famosa caricatura "Popeye el Marino" señalaba a las espinacas como una importante fuente de hierro para combatir la anemia
lunes, 15 de junio de 2020 · 10:28

Si perteneces a la generación millennial o a las anteriores probablemente sepas de "Popeye el Marino", un famoso personaje de las caricaturas que además de marinero, constantemente salvaba a su amada Olivia del villano del cuento, Bruto, y esto lo lograba gracias a que consumía espinacas; esta imagen quedó en el imaginario colectivo de una generación completa y se asociaba el consumo de estos vegetales a la fuerza y una vida más sana, ¿pero qué tan real es esto?

Las espinacas son plantas comestibles que pueden ser consumidas crudas y cocidas, por lo que se ocupa en una gran variedad de platillos alrededor del mundo. Se sabe que los persas la cultivaron por primera vez y toma su nombre de esta lengua, pero más tarde, hacia el siglo XI se introdujo a España, por lo que su cultivo se extendió por toda Europa hacia el siglo XV. Entre sus nutrientes se encuentra su alto contenido en fibra, vitaminas A, B1, B2, C, K, calcio, fósforo, hierro, ácido fólico, magnesio, zinc y betacarotenos.

Las espinacas y la fuerza

En la caricatura de Popeye la razón de que las espinacas aportaran tanta fuerza era el hierro, que es un mineral conocido por combatir la anemia; sin embargo, esta no es la verdadera fuerza de las espinacas y resulta que esta historia fue sólo cuento. ¿Entonces qué ocurrió? La razón de este error no fue del todo responsabilidad del creador de este personaje, Elsie Segar, quien creó al personaje en 1929, sino de la forma en la que se medía la cantidad de hierro de un alimento en aquella época.

Entre los primeros que realizaron estas mediciones se encuentra el químico alemán Erich von Wolf en 1870, quien lamentablemente cometió el error de colocar mal el punto y en lugar de señalar que la espinaca contenía 0.35 miligramos por cada 100 gramos, apuntó 3.5 miligramos. En este contexto, recordemos que en 1929 la economía de Estados Unidos había sufrido uno de los momentos más críticos de su historia, por lo que una importante parte de la población comenzó a sufrir de anemia, sumado a ello, científicos habían descubierto el papel del hierro en la nutrición y una cosa llevó a la otra.

Los verdaderos beneficios de las espinacas

La verdad es que las espinacas no son una fuente importante de hierro, por lo que no proveen de fuerza como al joven marino; sin embargo, son un vegetal con muchos más beneficios. Se sabe que la espinaca es un vegetal que ayuda a bajar de peso, ya que su alto contenido en fibra ayuda al organismo a desechar lo que no se necesita, además de que aporta 16 calorías por cada 100 gramos, una cantidad muy baja que contribuye a no aumentar de grasa, al mismo tiempo que produce un efecto de saciedad y esto evita comer de más, y evita el estreñimiento mientras regula el tránsito intestinal.

Por otra parte, sus betacarotenos tienen un poderoso efecto antioxidante, que ayudan a liberar al organismo de los radicales libres, por lo que retarda el envejecimiento y de igual forma, reduce el riesgo de sufrir quemaduras solares. Esto no es todo, pues los betacarotenos son un pigmento que usualmente se presenta en los alimentos con un color amarillo o naranja y que en la espinaca se encuentra escondido, pero igual contribuye a disminuir los ataques de asma y aumenta las defensas.

Otra de las ventajas de su poder antioxidante es que es uno de los alimentos anticancerígenos más importantes, pues evita la formación de células malignas, además de que favorece el funcionamiento del sistema inmunológico y gracias al ácido alfalipoico ayuda a controlar la diabetes, dado que aumenta la sensibilidad a la insulina, hormona encargada de regular la glucosa en la sangre.

Su consumo es benéfico durante el embarazo, pues el zinc interviene en la formación de los huesos, y el ácido fólico previene de defectos en la columna vertebral o malformaciones en el feto como la espina bífida y el labio leporino; de igual manera, este ácido es bueno en la producción de glóbulos rojos, lo que en este caso sí contribuye a combatir la anemia, situación que mejora gracias a la vitamina C que ayuda a la absorción del hierro.

Aunado a ello, contienen luteína y zeaxantina, sustancias que protegen la salud de los ojos y previene la ceguera causada por la degeneración macular; su vitamina A ayuda en la producción del sebo para mantener el cabello hidratado, además de que ayuda al crecimiento de los tejidos corporales. Las sumas de sus vitaminas A, C y E también favorecen la piel, dándole un aspecto más terso y libre de arrugas. Ahora sabes cuántos beneficios tiene la espinaca, así que aunque Popeye no haya sido del todo certero, las espinacas resultan un alimento fundamental para estar más saludables.

 

Otras Noticias