Saludable

Trucos alimenticios para prevenir la obesidad en adultos durante el invierno

Es común subir de peso en invierno, pero ¿sabes a qué se debe o cómo evitarlo?
martes, 8 de diciembre de 2020 · 19:28

En enero la báscula suele recordarnos que durante las fiestas decembrinas nos excedimos un poco -o mucho- con la comida, por lo que es hora de retomar el gimnasio y las dietas, pero por lo general terminan en el olvido después de un par de semanas. Y es que no se trata que de un día para otro te conviertas en la persona más saludable del mundo que se la pasa entrenando, en especial si no estás acostumbrado a hacerlo. 

Antes de que comiences a sentirte mal, debes recordar que la pérdida de peso no es sencilla y debe hacerse de forma paulatina para evitar el rebote, pero sobre todo, debes aprender a tener mucha paciencia y amor por tu cuerpo para comenzar a trabajar juntos y para perder peso. Ahora estás en el momento perfecto para mantenerte en tu peso en este temporada decembrina y no tener que esperar hasta el próximo año, e incluso podrías comenzar a perder un par de kilos. 

¿Por qué subimos de peso en invierno?

Sí, mucho tiene que ver en las grandes cenas de Navidad y Año Nuevo a las que casi es imposible resistirse, pero también entra en juego un factor genético al que todos estamos expuestos. Durante el invierno es común que el clima y las bajas temperaturas invitan a quedarse en casa calientito junto a una taza de chocolate caliente o incluso se antoja algo un tanto más grasoso, lo que sin duda son muchas calorías de más y eso sin contar que en estas fechas hay más reuniones -con comida- y las actividades físicas se reducen, lo que nos hace más propensos a subir de peso. 

Como bien lo mencionamos, el factor genético también juega un rol importante, ya que al evolucionar como un ser humano depredador, se nos otorgó unas características fisiológicas necesarias para la caza y la supervivencia durante los meses más fríos del año y climas extremos, mismas que en la actualidad con el cambio social y cultural ya no son necesarias, pero siguen en nuestros genes. 

Otro de los factores que entran en juego para ganar peso son los niveles de serotonina -la encargada de nuestro estado de ánimo- y melatonina -la encargada de la energía-. Y es que justo en invierno, la falta de luz solar y el ambiente frío nos hacen buscar estas dos sustancias en los dulces y los carbohidratos, al mismo tiempo que nos sentimos con más sueño y menos ganas de hacer ejercicio. 

Trucos para no subir de peso en invierno

Si bien no podemos hacer nada contra nuestra biología para no ganar peso, sí podemos evitar subir un par de kilos en invierno e incluso hasta podríamos bajar de peso y comenzar el año con el pie derecho. No se trata de una tarea sencilla, pero tampoco quiere decir que sea imposible, en especial si ya se sufre de sobrepeso y buscamos evitar añadir un par de kilos de más en esta temporada. 

Respeta tus horarios de comida

Es común escuchar o pensar que si vamos a ir a una cena con amigos o familia, debemos hacer espacio en el estómago para ella, pero esto es un error. Recuerda que la cena debe ser muy ligera, pero en estas fechas es casi imposible. Al respetar tus horarios regulares de comida e incluir colaciones saludables a tu dieta, podrás comer mucho menos en la cena porque ya estás satisfecho, así evitas comer de más cuando no lo necesitas. 

Consume raciones pequeñas

Todos los platillos navideños son deliciosos y en ocasiones con muchas calorías. Recuerda que llevar una dieta balanceada no se trata de eliminar los mejores platillos sino de comenzar a comer de todo un poco pero en cantidades pequeñas, así puedes probar todos los platillos y no perderte de nada. 

Toma mucha agua

Durante el invierno solemos disminuir el consumo de agua por las bajas temperaturas y en vez de ella consumimos más té, café, chocolate caliente o bebidas con mucha azúcar. Intenta equilibrar tu consumo de bebidas azucaradas con una buena porción de agua. 

Realiza alguna actividad física

Aunque tengas mucha flojera porque "hace frío", no dejes de lado tu rutina de ejercicio, pero si no practicas una, es un buen momento para comenzar, ya que esto te permitirá mantenerte en tu peso regular y quién sabe, tal vez puedas bajar un par de kilos para que vuelvas a entrar en esos pantalones o ese vestido para Navidad. 

Evita la calefacción o abrigarte de más

Los suéteres y la calefacción son un clásico de la temporada de invierno para ayudarnos a alejar las bajas temperaturas, pero si estás están muy altas o estamos demasiado cubiertos, el cuerpo se esfuerza mucho menos en regular de forma natural el cuerpo, lo que evita que se quemen esas calorías de más que estamos consumiendo. Si logramos abrigarnos sin exceso y le permitimos al cuerpo sentir un poco del aire fresco, comenzará a regularse de forma natural estimulando la quema de calorías.

 

Otras Noticias