Ayuno intermitente

4 efectos secundarios del ayuno intermitente que debes considerar, según Harvard

Aunque existen evidencias de los beneficios que aporta el ayuno intermitente, también existen algunos riesgos a considerar
martes, 8 de diciembre de 2020 · 16:23

Durante los últimos años, el ayuno intermitente se ha puesto de moda debido a que promete mejorar la salud mientras bajas de peso ya que se restringen drásticamente las calorías durante unos días de la semana debido a que señalan, los periodos de ayunos prolongados promueve la reparación celular, mejoran la sensibilidad a la insulina, promueven la longevidad, entre otros beneficios.

Sin embargo, no todo es tan saludable como lo han señalado ya que existen riesgos que no son tan conocidos y de los cuales los especialistas de Harvard han hecho énfasis. En una publicación de Harvard, se explica que existen diferentes tipos de ayuno como el de días alternos, es decir, un ayuno cada dos días, el modificado en días alternos que requiere que una persona coma solo el 25 por ciento de su ingesta habitual cada dos días.

Otros tipos de ayuno son el periódico que limita la comida aproximadamente 600 calorías por día en solo dos días a la semana, y la alimentación con restricción de tiempo que limita la "ventana de alimentación" diaria. 

Algunos efectos secundarios del ayuno intermitente son que te puede hacer sentir mal, es decir, que puedes experimentar algunos malestares como dolores de cabeza, mal humor, estreñimiento, letargo, para disminuir estos síntomas será necesario cambiar este régimen alimenticio por otro tipo de ayuno que pueda ir con sus necesidades o un plan que le permita comer todos los días dentro de un periodo de tiempo.

Los expertos de Harvard también señalan que las personas tienen un fuerte impulso biológico de comer en exceso después de los periodos de ayuno ya que se aceleran las hormonas del apetito y el centro del hambre en el cerebro.

"Un estudio de 2018 encontró que dos efectos comunes de las dietas restringidas en calorías, un metabolismo más lento y un mayor apetito, son tan probables cuando las personas practican el ayuno intermitente como cuando reducen las calorías todos los días. Y en los estudios sobre la alimentación restringida en el tiempo, se acumula evidencia de que comer que no se alinea con el ritmo circadiano de una persona (el patrón diario natural de su cuerpo) puede provocar problemas metabólicos", señala la publicación.

El tercer efecto secundario es que los adultos mayores pueden perder demasiado peso, lo cual podría poner en riesgo la salud de los adultos mayores. Finalmente Harvard señala que el ayuno intermitente puede ser peligroso si se toman ciertos medicamentos, por ejemplo los de la diabetes, presión arterial o enfermedades cardiacas.

 

Otras Noticias