Saludable

¿Qué es mejor y más sano, consumir los alimentos fríos o calentarlos?

Consumir alimentos a cierta temperatura sí tienen un impacto en el organismo
martes, 29 de diciembre de 2020 · 18:57

En los últimos meses seguro pusiste mucha mayor atención a tu alimentación y la forma en la que consumes ciertos productos, ya que la pandemia y el encierro generalizado nos orilló a consumir alimentos preparados en casa en su mayoría, contrario a la rutina a la que estábamos tan acostumbrados por las presiones de trabajo y tiempo que no siempre nos dejaban un espacio para comer de la forma más apropiada. 

Uno de los temas que actualmente ha cobrado relevancia es el consumo de los alimentos a una temperatura adecuada, pero antes de que te asustes, esto no quiere decir que no debas volver a calentar tu sopa o tener que meter al microondas tu frappé, sino todo lo contrario. Cuando hablamos de la temperatura de los platos que comemos, se hace referencia a que hay algunos alimentos que es mejor comerlos lo menos cocinados que se puedan, como las verduras por ejemplo. 

Según la opinión de los expertos en nutrición, la principal diferencia entre consumir platillos fríos o calientes, es que estos últimos ayudan al cuerpo a hacer más fácil la digestión, contrario a los platos fríos los cuales deben ser calentados por el cuerpo -que normalmente se encuentra en 37 grados-, por lo que al estómago le toma mucho más tiempo poder digerirlos de la forma correcta, lo que impacta directamente en la forma en la que el cuerpo absorbe ciertos nutrientes. 

¿Alimentos fríos o calientes?

La respuestas es ambas. Hay que aprender a hacer un balance a la hora de consumir los alimentos, en especial si lo que necesitas es mejorar tu digestión o incluso perder un poco de peso. Como bien lo mencionamos, la comida caliente se digiere de forma mucho más sencilla en el cuerpo, haciendo que todos los nutrientes se absorban de forma correcta; por el contrario, al consumir alimentos fríos, estos de digieren de forma muy lenta, lo que quiere decir que se mantienen en tu cuerpo por más tiempo ayudando a sentirte satisfecho. 

¿La recomendación? Los expertos en alimentación señalan que lo mejor es saber hacer un balance entre ambas temperaturas y facilitar la digestión del organismo. Por ejemplo, para regular la temperatura de los alimentos, toma una taza de té o café para que el cuerpo comience a hacer digestión, ordena tus platos y consume del más frío al más caliente, si vas a tomar un postre frío, espera al menos 20 minutos después de la comida para poder consumirlo. 

Incluso, si padeces de problemas de colon irritable, estos consejos te ayudarán a aliviar las molestias que se presentan en el cuerpo y al mismo tiempo aliviar tus síntomas y desechar sin problemas todo lo que consumes. Recuerda que si las molestias continúan deberás consultar a tu médico de inmediato para que te recete el tratamiento más adecuado para tratar todos tus malestares. 

En el caso del valor nutricional de los alimentos, es importante saber que en estos sí existe una gran diferencia entre consumirlos fríos o calientes. En el caso de las verduras, cuando las cocinamos de más, estas pueden perder la mayor parte de sus propiedades. Lo que es realmente importante, es que aprendas a variar los alimentos que consumes para llevar una dieta balanceada que te permita mantenerte saludable y en tu peso correcto. 

 

Otras Noticias