Saludable

Ajo en polvo, así puedes prepararlo de forma fácil en tu casa

El ajo es un alimento pequeño, pero muy nutritivo, que puedes disfrutar en varias presentaciones, como este polvo hecho en casa
miércoles, 2 de diciembre de 2020 · 20:27

El ajo es un producto que se utiliza en las cocinas de todo el mundo por su penetrante aroma y el sazón que da a los platillos. Este alimento, a pesar de ser tan pequeño, es altamente nutritivo y sus principales beneficios se deben a la alicina, una sustancia que le da su característico olor y que actúa como un antibiótico natural muy poderoso que combate a virus y bacterias del organismo.

También posee un componente llamado quercetina, que es un flavonoide con propiedades antigripales y que funciona como un antioxidante, lo que nos protege de los radicales libres. El ajo también tiene propiedades antisépticas y un elevado contenido de vitamina C, además de E y betacarotenos que fortalecen el sistema inmunológico, protegen la salud de la piel y la ocular, previenen el envejecimiento y fortalecen las defensas.

De igual forma la quercetina ayuda a reducir la inflamación, a combatir el estrés e incluso se ha relacionado a la prevención de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y el Parkinson. Lo más recomendable es consumir el ajo en su estado puro, es decir, fresco y sin cocción alguna, aunque también podemos disfrutarlo en distintas presentaciones, hoy te compartimos cómo hacerlo en polvo.

Ajo en polvo

Ingredientes:

  • 1 cabeza de ajos

Precalienta el horno a 150 grados Centígrados y deja por 15 a 20 minutos antes usarlo. Pela los dientes de ajo y pícalos en filetes muy delgados, puedes ayudarte con un rallador o guillotina de cocina si no eres tan diestro con el cuchillo o quieres agilizar el proceso.

Coloca en una charola para el horno papel encerado y extiende las hojuelas de ajo que has fileteado, mete en la parte de en medio y deja por aproximadamente 2 horas a temperatura baja para que se deshidraten al máximo. Pasado el tiempo, saca la charola del horno y deja que se enfríen.

Pasa las hojuelas del ajo a una licuadora y mezcla hasta que obtengas un polvo fino, también se pueden moler en un molcajete o mortero hasta que quede bien triturado. Guárdalo en un recipiente esterilizado y seco y utilízalo durante la preparación de tus platillos.

Otras Noticias