Saludable

Ajo, conoce todo el poder curativo y medicinal de este ingrediente básico en la cocina

Usarlo para cocinar no es la única utilidad que puede tener este producto dentro de la cocina
jueves, 10 de diciembre de 2020 · 16:10

El ajo es uno de los ingredientes que está presente en todas las cocinas mexicanas, ya que se trata de uno de los productos indispensables para la preparación de salsas, carnes y hasta como parte de una vinagreta o un marinado para una preparación en es especial. Lo que muy pocos saben es que detrás de este gran ingredientes también se encuentra un alimento medicinal y curativo que puede ayudarnos a tratar alguna enfermedades. 

Tomar un diente de ajo en las mañanas, combinarlo con limón o miel para tratar los resfriados, puede sonar a un clásico remedio de la abuela, pero antes de desechar la idea, será mejor que lo pensemos dos veces, ya que podría ser el remedio que tanto estábamos buscando. Desde recudir el colesterol, como depurativo, para proteger el corazón y hasta como un antiséptico, son solo algunos de los usos que le podemos dar al ajo, así que si quieres aprende a sacarle provecho, esto te interesa. 

El poder curativo del ajo

Pese a que muchos de nosotros evitamos el consumo del ajo por su olor tan fuerte o su sabor un tanto picante, este es una muy buena alternativa para aliviar algunos problemas de salud de forma natural, esto debido a su contenido de antioxidantes ricos en azufre, así como la aliína, una sustancia que al entrar en contacto con el aire hace que el ajo desprenda ese olor que lo caracteriza. 

Mejora la circulación de la sangre

El consumo regular del ajo en una dieta balanceada es una buena fuente de vitamina B, la cual reduce las posibilidades de que los vasos sanguíneos se "endurezcan", lo que trae consigo enfermedades como la trombosis y enfermedades en las arterias coronarias, mejorando la circulación de la sangre en el organismo. 

Elimina los síntomas del resfriado

El resfriado y la tos, son las enfermedades respiratorias más presentes en la temporada invernal, pero un poco de ajo machacado con limón, miel o hasta en forma de jarabe puede eliminar con los síntomas y ayudarte a sentirte mejor, ya que este ayuda a descongestionar las fosas nasales y tratar de forma natural los pulmones. 

Mejora la digestión

Comer un ajo en ayunas parecía un mito que se acrecentó con el paso de los años, sin embargo, es uno de los remedios más utilizados para tratar los problemas de la digestión, ya que este estimula los ácidos gástricos para que los alimentos se digieran y absorban de forma más sencilla. 

Reduce los niveles de colesterol

Consumir un diente de ajo natural al día puede ayudar a disminuir el colesterol malo hasta en un 9 por ciento. Si te desagrada mucho el sabor, puedes comer una manzana después de ingerirlo. 

Un aliado contra la hipertensión

Diversos estudios han encontrado que el consumo regular del ajo en nuestra dieta ayuda a controlar  la presión arterial sistólica y diastólica. Aunque hay que tener en claro que su uso nunca podrá sustituir la medicación recomendada, así que lo mejor es consultar con un especialista. 

Es antioxidante

El ajo es una buena fuente de antioxidantes necesarios para mantener el cuerpo en buenas condiciones y evitar la oxidación de las células, neutralizando los radicales libres y al mismo tiempo ayudando a mantener el cuerpo más joven y protegido de las enfermedades. 

 

Otras Noticias