Saludable

Caldo de pollo, ¿por qué es bueno comer este guisado cuando estamos enfermos?

Complementar nuestra nutrición con alimentos que se consideran efectivos contra las afecciones más usuales, es algo que todos debemos hacer esta temporada
viernes, 13 de noviembre de 2020 · 13:47

No importa si se trata de un resfriado común o una afección de las vías respiratorias que nos imposibilita continuar con nuestra dinámica, un buen caldo de pollo siempre resulta reconfortante y nos hace sentir mucho mejor.

Los motivos de este efecto, son diversos. Por un lado, está bien establecido que tanto los hábitos de vida como la dieta afectan la fortaleza de nuestro sistema inmune, algo contra lo que este alimento, al ser rico en vitaminas A, B y C; así como magnesio, calcio y potasio; puede ayudar.

Y esto lo debemos a que nuestro sistema inmune solamente resulta limitado cuando tenemos un déficit de vitaminas o de minerales, complementar nuestra nutrición con alimentos que se consideran efectivos contra las afecciones más usuales de esta temporada.

¿Cómo actúa el caldo de pollo en nuestra salud?

A un buen caldo nunca le debe faltar ajo. Este ingrediente podría ser uno de los principales aliados contra los resfriados, ya que de acuerdo a un pequeño estudio, realizado con 146 adultos saludables que recibieron o un placebo o un suplemento diario, se encontró una importante reacción al utilizarse este ingrediente. 

Después de 12 semanas, en las que se practicó este experimento en la época de invierno, el grupo con el placebo contrajo 65 resfriados que resultaron en 366 días de baja por enfermedad, mientras que quienes tomaron el suplemento de ajo solo sufrieron 24 resfriados, que sumaron un total de 111 días de reposo por enfermedad.

Por otro lado, es bien conocido que el cartílago del hueso de pollo contiene sulfato de condroitina, glucosamina y otros compuestos con propiedades capaces de reducir el dolor articular y la inflamación; además pueden retener líquidos, incluyendo jugos digestivos, lo que ayuda a reforzar la buena digestión.

Otro estudio, publicado en el boletín médico Chest, indicó que la sopa de pollo puede tener efectos antiinflamatorios que pueden aliviar los síntomas de las infecciones de las vías respiratorias superiores.

Para esto, los investigadores estudiaron específicamente el movimiento de los neutrófilos (una clase de glóbulo blanco), en combinación con la sopa, cuyo resultado es un mecanismo antiinflamatorio capaz de aliviar los síntomas de un resfriado.

Sin embargo, debido a que el estudio se llevó a cabo en un laboratorio y no en humanos, los autores agregaron que aún está por verse si los humanos son capaces de absorber las sustancias que aparentemente tuvieron efectos beneficios en el laboratorio.

Por si esto fuera poco, no solo lo que nos llevamos a la boca es benéfico para el organismo, los olores también pueden ayudar. El aroma, las especias y el calor de la sopa de pollo son útiles para despejar los senos y aliviar los síntomas de la infección en las personas que tienen problemas respiratorios.

 

Otras Noticias