Recetas

Cómo preparar el famoso caldo de huesos y aprovechar sus beneficios

Esta receta de caldo huesos aporta importantes nutrientes a tu cuerpo y además es muy deliciosa
miércoles, 17 de abril de 2024 · 16:40

Cuando hablamos de caldos y sopas mexicanas en el repertorio culinario contamos con una variedad de recetas que podemos preparar en casa con pocos ingredientes. Generalmente contienen vegetales y proteína animal como carne de pollo, de pescado, de res o de cerdo. Cada combinación ofrece un espectacular sabor, pero ¿alguna vez escuchaste hablar del caldo de huesos? Esta sencilla preparación es de los platillos más populares que las abuelas solían elaborar de forma habitual.

El caldo de huesos es una mezcla rica en nutrientes y con múltiples beneficios para la salud, entre los más destacados se encuentra su aporte en calcio, magnesio, fósforo, potasio, hierro, zinc, además de ser una fuente importante de colágeno.

Tal cual se manifiesta en su nombre, este caldo se elabora a base de diferentes tipos de huesos, es decir que, para prepararlo en casa solo deberás de elegir los huesos de animal que más te agraden. Es un caldo muy sencillo al que puedes adicionar las verduras de tu preferencia.

Caldo de huesos

  • 800 gr de huesos (ternera, cerdo, pollo o mixtos)
  • ½ cebolla
  • 2 ramas de apio
  • 2 zanahorias
  • 2 dientes de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • Sal y pimienta
  • Una cucharada de vinagre de manzana
  • Agua necesaria

Procedimiento

En una charola coloca los huesos junto con la cebolla y lleva al horno a 180°C por 25 minutos.

Posteriormente, en una olla de presión agrega los huesos, verduras en rodajas (puedes adicionar otra variedad según tu gusto), añade hojas de laurel, vinagre de manzana, salpimienta y cubre con suficiente agua, cocina en olla exprés a fuego bajo por dos horas aproximadamente.

Una vez cumplido el tiempo estimado, cuela para retirar los huesos y los restos de verduras.

Reserva el caldo en recipientes de vidrio, espera a que enfríe y tapa de forma hermética. Refrigera y una vez que tome consistencia de gel lo podrás consumir como base de otras preparaciones. Es importante retirar la capa de grasa que se forma antes de utilizar el caldo.