Salsas

Prepara una rica salsa de chile ancho con piloncillo para tus guisados de domingo

La realidad es que los chiles en México se pueden consumir de muchas maneras: Crudos, secos, madurados, tatemados, cocidos y hasta fritos
domingo, 19 de febrero de 2023 · 14:14

El chile en México es una necesidad para cada comida. Prácticamente ningún mexicano le encuentra sabor alguno a la comida sin él y por esta razón es que lo encontramos en todas partes: En botanas, sopas, guisados y hasta en dulces o postres. Por esa razón es que hay una enorme variedad de recetas para cocinar este alimento.

Por eso es que hoy queremos compartir contigo nada más y nada menos que una receta para hacer una salsa agridulce de chile ancho con piloncillo, una preparación, que puedes usar para aderezar los huevitos, quesadillas, tortitas de carne o prácticamente cualquier cosa que se te ponga en frente. 

El resultado de esta salsa es picor, pero endulzado, así que seguramente quieres prepararla para salir de dudas. Y no, no es una invención nuestra, sino del cocinero Gerardo Chapa, quien publicó un libro llamado 100 salsas, por supuesto que todas con ingredientes mexicanos y la mayoría muy fáciles de preparar. 

¿Cómo se cocinan los chiles en México?

La realidad es que los chiles en México se pueden consumir de muchas maneras: Crudos, secos, madurados, tatemados, cocidos y hasta fritos. Sobre todo, porque los chiles cambian un poco de sabor y consistencia, según el tratamiento que se le dé a la hora de cocinar todos los ingredientes, como son los chiles anchos, el vinagre de manzana y la cebolla. 

Los chiles anchos son chiles poblanos, que cuando se secan, pasan a tener el primer nombre y se trata de un chile seco, color café rojizo, que en promedio puede medir 12 centímetros de largo y 7 centímetros de la parte más alta. Tiene forma triangular y su piel suele ser de una textura rugosa y brillante. 

El resultado es una salsa deliciosa. Foto: Youtube @Diaz en la cocina

Normalmente, para que sea más manejable a la hora de cocinarlo, se asa o hierve para que quede un poco más suave, pues suelen ser flexibles al tacto y nunca tiesos. A diferencia del mulato, este es más pequeño y menos oscuro, pero la buena noticia es que se puede usar en diferentes recetas, como la de esta salsa, así que ¡manos a la obra!

Ingredientes

  • 2 cucharadas de vinagre de manzana
  • ó mancuerna chica de piloncillo
  • 1 taza de agua
  • 3 chiles anchos asados (o tatemados) y desemillados
  • 3 dientes de ajo asados (o tatemados) y pelados
  • ó cebolla mediana, finamente rebanada y asada
  • Sal, al gusto

 ¿Cómo se prepara?

  1. En una cazuela, lleva el vinagre al fuego y cuando empiece a hervir, es momento de añadir el piloncillo, agua, los chiles y el ajo. 
  2. Deja estos ingredientes a fuego lento hasta que el piloncillo se disuelva y los chiles se suavicen.
  3. Permite que se enfríe la preparación y agrega la cebolla después.
  4. Licúa todo hasta obtener una especie de puré.
  5. Sazona con sal. 
  6. ¡Listo!

Otras Noticias