Recetas económicas

Comida casera: Prepara unas ricas albóndigas en salsa de jitomate con esta receta

Seguro recordarás que en casa de tu abuelita, alguna vez las probaste y ahora es tu momento de saber que son una buena manera de hacer rendir la carne
martes, 30 de agosto de 2022 · 11:38

Con la crisis económica, así como va, muchos hemos vuelto a nuestros orígenes, que son: cocinar en casa. Y es que pareciera que no, pero a veces sí se ahorra más si compramos todo lo necesario en el mercado para hacer la comida durante la semana e ir campechaneándole con lo comprado, sobre todo ahora que los alimentos subieron de precio debido a la inflación que llegó hasta el 8.62%. 

Y es que aunque en ocasiones comprar comida preparada nos sale al precio o a veces quizá hasta más barato, pues también es cierto que no siempre se nos da gusto, porque hay momentos en los que a una se le antoja algo diferente a lo que tienen en nuestra fondita de confianza o la comida corrida a donde encargamos nuestros guisaditos para comer durante la semana. Por lo que hay que recurrir a las recetas de internet para prepararlas y eso sí: Ponerles nuestro toque. 

Una de esas joyas culinarias caseras, sin duda son las albóndigas, porque seguro recordarás que en casa de tu abuelita, alguna vez las probaste y aunque al inicio no eran precisamente tu platillo favorito, después te agradaron, porque ya que les agarras el gusto, sí son deliciosas y más cuando hacerlas en realidad no sale tan caro, como podríamos imaginar. 

¿Cómo hacer unas albóndigas económicas?

250 gramos de carne molida anda entre los 65 y 70 pesos, pero si sabemos hacerla rendir, en realidad te alcanza perfecto para preparar unas albóndigas en salsa de tomate como la receta que hoy queremos compartir contigo. Es fácil, económica, deliciosa y la puedes hacer en poco tiempo. Así que presta atención y ¡manos a la obra!

Las albóndigas son definitivamente un guisado sumamente rico y barato. Foto: iStock

Ingredientes

  • 500 g. de carne picada
  • 200 ml. de tomate natural triturado
  • 1 cebolla picada en cuadros pequeños
  • 2 dientes de ajo troceados
  • 40 g. de pan rallado
  • 1 huevo batido
  • 60 ml. de caldo de carne
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 2 cucharadas de perejil fresco picado
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva

¿Cómo se prepara?

  1. En un recipiente, coloca la carne picada, el huevo, el ajo en polvo, un poco de pimienta, un poco de sal, el pan rallado, el perejil fresco y mezcla muy bien hasta integrar.
  2. Toma una porción de la carne y forma una bolita como el tamaño de una pelota de golf. Repite el proceso hasta tener las que quieras o termines con la carne. 
  3. Luego, en una bandeja apta para horno y con papel vegetal de base, coloca nuestras albóndigas y cocínalas en el horno a 200 grados por 15 minutos.
  4. Mientras las albóndigas se cocinan en el horno, prepara nuestra salsa para albóndigas, para ello, en una sartén con un poco de aceite de oliva y a fuego medio, agrega la cebolla, el ajo y cocina por un par de minutos.
  5. Agrega el tomate natural triturado, un poco de sal, un poco de pimienta y remueve. Seguidamente agrega el caldo de carne, remueve nuevamente y cocina por 10 minutos.
  6. Pasados los 15 minutos en el horno, retira nuestras albóndigas e incorpóralas a la sartén junto a la salsa de tomate, cocina por 6 minutos más bañándolas con la salsa.
  7. Aparta del fuego, sirve en un plato con un poco de perejil fresco picado para decorar ¡y listo!

Datos curiosos de las albóndigas

La palabra española "albóndiga" proviene del idioma árabe al-búnduqah, que en sentido literal significa ‘avellana’, y en sentido figurado se usa como ‘bola’, ‘bolita’, ‘cosa pequeña y redonda’. A su vez, bunduqa es la arabización de la palabra griega  pontikón, que es una abreviación de káryon pontikón (‘nuez póntica’), porque así se denominaban las avellanas. 

Se trata de una popular preparación culinaria de diferentes gastronomías del mundo. La carne puede ser de pollo, cerdo, ternera, etc. Existen desde épocas inmemoriales, por lo que determinar un origen preciso o un creador con nombre y apellido prácticamente es imposible, porque desde el siglo IX hay registro de algunas albóndigas en tiempos del rey  Asurnasirpal II, según algunos historiadores, mientras que otros apuntan que más bien surgieron en tiempos de la Antigua Roma.