Salsa

Prepara una sabrosa salsa casera de chile anaheim con jitomate y tomatillo; aquí la receta

Las recetas de las salsas varían según la región de México donde te encuentres, porque a veces el chile del lugar hace la diferencia
martes, 5 de abril de 2022 · 18:19

"Sin chile, la comida no sabe" es una de las frases que seguramente hemos escuchado más de una vez, especialmente si somos mexicanos o vives en México (aunque no lo seas). No te asustes si perteneces a este último grupo, esa sensación la tuvimos todos cuando éramos niños, porque en nuestro país desde muy pequeños se nos enseña a tolerar el picante, porque nuestra gastronomía tiene a este ingrediente en una alta estima. 

Casi ningún mexicano o muy pocas personas conciben las botanitas, sopas, guisados o hasta postres sin su respectiva salsita y aunque elijas la "que no pica (que sí pica, pero menos)" es posible que te lleves sorpresas. A veces buenas y otras no tantas, pero sólo probando conocerás la diferencia entre una y otra, porque cuando el paladar se curte, ya no cualquier cosa te resulta picosa, pero de menos "le da sabor" a la comida. 

México cuenta con al menos 50 variedades de chiles, de las cuales sólo 20 son las más utilizadas a la hora de cocinar, pero hay una inmensidad de recetas con las especies más populares, como son el chile manzano, pasilla, guajillo, de árbol, serrano,  habanero, jalapeño morita. Ninguno de ellos pica igual, porque además mucho depende de cómo uses el ingrediente principal, porque crudo, asado, cocido o tatemado agarran un sabor completamente diferente

¿Cuántos tipos de chile se usan en México?

Estos 20 tipos comunes de chiles se desdoblan en otras variaciones, porque no son lo mismo frescos, que secos y su sabor también tiende a cambiar dependiendo del tratamiento que se les dé o de otros alimentos con que se combinen sobre todo a la hora de hacer salsas. Estas últimas se pueden lograr con chiles toreados, tatemados, frescos, cocidos y hasta fritos, dependiendo de la textura y sabor que busques. 

Las recetas de las salsas varían según la región de México donde te encuentres, porque a veces el chile de siempre se combina con ingredientes locales y el resultado es un suculento aderezo, que le va más que bien a un montón de alimentos, que pueden ser tacos, sopas o guisados. De hecho muchos de los platillos que conforman la gastronomía mexicana llevan una salsa como base y hay que saber hacerla para que no te regañe tu abuelita. 

Por eso, hoy te diremos cómo hacer una rica salsa casera con chile anaheim y serrano, que lleva de base algunos jitomates y tomate verde, también conocido como tomatillo. El chile anaheim es una variedad de  tamaño mediano y muy usado en el norte de México y sudoeste de los Estados Unidos. Una vez seco se le denomina chile colorado. Tiene su origen en Nuevo México, sin embargo su nombre proviene de la localidad de Anaheim, al sur de Los Ángeles, California, donde fue llevado en 1900. Así que ya sabes, esta receta es a prueba de norteños. ¡Manos a la obra!

Ingredientes

  • 4 tomates rojos
  • 1 tomatillo verde
  • 3 chiles serranos
  • 1 chile anaheim
  • 1 cebolla blanca
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 taza de salsa de soya
  • 1/2 taza de cerveza
  • sal y pimienta al gusto

¿Cómo se prepara?

  1. Ya bien lavado todo, coloca los tomates, la cebolla y los chiles, en una la parrilla o comal.
  2. Una vez bien asados, los retiramos y los colocamos en una tabla grande de madera.
  3. Machácalos muy bien golpeándolos con un cuchillo para partir carne. Salpimenta y reserva.
  4. En una licuadora, procesa la salsa de soya, los ajos y la cerveza.
  5. Vacía todo en una salsera ¡Y listo!