Recetas sin carne

Receta de albóndigas de lentejas, así las podrás preparar en tu casa y sin carne

No podrás creer lo deliciosas que quedan estas ricas albóndigas de lentejas
miércoles, 9 de marzo de 2022 · 13:01

Las lentejas son legumbres muy nutritivas, pues de principio constituyen una buena fuente de proteínas de origen vegetal, que al combinarla con algún cereal, provee de una proteína similar a la de las carnes. La ventaja que tiene esta fuente de proteínas es que es muy baja en grasas, además de que aportan carbohidratos de lenta absorción que proveen de energía por más tiempo y evita los picos de glucosa.

Las lentejas también son ricas en ácido fólico, hierro, potasio y magnesio, minerales que contribuyen a regular los líquidos en el organismo, mejorar las funciones del sistema nervioso y muscular, son importantes para combatir la anemia e indispensables en mujeres embarazadas. Actúan como prebióticos que favorecen a salud intestinal, pues estimulan y el crecimiento de la microbiota, o bacterias buenas en el intestino.

Su consumo regular ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, favorece la digestión y previene de enfermedades cardiovasculares, por lo que tiene muchas ventajas el sumar las lentejas a la dieta regular. Para aprovecharlas al máximo, te compartimos esta rica receta sin carne para hacer unas albóndigas de lentejas, que es fácil de hacer y en verdad te sorprenderá la apariencia y el sabor que tienen al consumirlas.

Albóndigas de lentejas

Ingredientes:

  • 400 gramos de lentejas cocidas
  • 300 gramos de champiñones
  • 200 gramos de harina de avena
  • 500 gramos de salsa de tomate casera
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1 cucharada de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • 1/2 cucharadita de comino molido
  • 1 pizca de pimienta negra molida
  • Aceite vegetal
  • Sal

1. Asegúrate de que las lentejas queden suaves después de cocerlas en agua, escurre bien y reserva.

2. Pica en un procesador de alimentos y por separado, la cebolla, la zanahoria (lavada y pelada) y los champiñones, o bien, pícalos lo más fino que puedas. Reserva.

3. Coloca una cazuela a fuego medio con un chorro de aceite vegetal, cuando esté caliente agrega la cebolla y la zanahoria, sazona con sal al gusto, remueve por unos 10 minutos, o hasta que se hayan sofreído.

4. Agrega los champiñones, sigue removiendo regularmente por 10 minutos o hasta que los hongos se hayan reducido a la mitad.

5. En este punto sazona con el ajo en polvo, el orégano seco, el comino molido y la pimienta negra molida, remueve para integrar todo, y deja así por 2 minutos a fuego bajo.

6. Añade la harina de avena (puedes hacerla moliendo hojuelas de avena natural hasta obtener un polvo fino), poco a poco, con el fin de que se forme una masa. Retira del fuego.

7. Sirve tu masa en un bowl, tapa con plástico autoadherible y mete al refrigerador por unas 12 a 24 horas con el fin de que se impregne bien el sabor y la mezcla tenga la consistencia correcta.

8. Saca del refri y forma unas esferas con la masa de las lentejas. Al terminar pasa cada albóndiga por harina de avena.

9. Coloca una cazuela a fuego medio con un chorro de aceite vegetal, cuando esté caliente coloca las albóndigas, voltea para que se vayan dorando por todos lados.

10. Cuando han terminado de dorarse, agrega la salsa de tomate casera, deja reposando 3 minutos para que tome buen color y luego retira del fuego. ¡Están listas para disfrutarse!