Salsas

Así puedes preparar una rica salsa de tamarindo en tu cocina, sigue paso a paso la receta

Esta receta de salsa de tamarindo combinará idealmente con pescados y mariscos
jueves, 10 de marzo de 2022 · 17:33

El tamarindo es un fruto que se obtiene del árbol del mismo nombre, originario de África y extendido a todo el mundo. Se caracteriza por un sabor muy ácido que se aprovecha en varios platillos, pues se aprovecha para hacer preparaciones agridulces, aunque también se emplea en la elaboración de postres, bebidas y por supuesto, de condimentos como las salsas picantes.

En México hemos adoptado con alegría al tamarindo y lo disfrutamos desde muy pequeños en dulces que se elaboran con su pulpa y chile piquín, por lo que desde entonces comenzamos a disfrutarlo con picante. Hay muchas formas en las que puedes disfrutarlo, pero hoy te compartimos una receta fácil y deliciosa para hacer una salsa de tamarindo, excelente para esta época.

¿A qué nos referimos? Si bien muchos disfrutan el sabor agridulce y picante de esta salsa en cortes de carne, nosotros te aconsejamos que la prepares para disfrutarla con pescados y mariscos, uno de los productos más utilizados en estas fechas, ya que su sabor agridulce, resalta y se combina de una forma extraordinaria en los platillos que se hacen con proteína del mar, ¡te encantará!

Salsa de tamarindo

Ingredientes:

  • 5 tamarindo
  • 500 mL de agua
  • 4 chiles morita
  • 3 chiles de árbol
  • 1/4 de cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • Sal

Procedimiento:

1. Coloca una ollita con el agua, agrega los tamarindos pelados (sin cáscara) y los chiles morita, tapa y deja a fuego medio hasta que empiece a hervir. Cuando llegue al punto de ebullición, baja la flama y deja por 10 minutos más, luego retira del fuego.

2. Cuando el tamarindo se enfríe a temperatura ambiente, retírale las venas y las semillas, para tener sólo la pulpa y pásala a la licuadora, reserva.

2. Coloca un sartén a fuego medio con el aceite vegetal, en cuanto esté caliente agrega los chiles de árbol y retíralos en cuanto se hayan dorado, añade la cebolla y el ajo en trozos, sofríe a fuego bajo.

3. Sirve en la licuadora la pulpa del tamarindo, la cebolla y el ajo con el aceite, los chiles morita, el azúcar y un puñito de sal, muele hasta obtener una salsa homogénea.

4. Si sientes que tu salsa de tamarindo está muy espesa puedes agregar unas cucharadas del agua de la cocción del tamarindo. Al terminar de moler, sirve en una salsera y ¡a disfrutar!