Recetas fáciles

Prepara un delicioso desayuno sin mucho esfuerzo, te damos la receta del pan francés

Comienza tu día con un delicioso pan francés para el desayuno y olvídate del recalentado
martes, 27 de diciembre de 2022 · 05:00

Después de la cena navideña ya no queremos saber más del recalentado y de los platillos alternativos que podemos elaborar con el pavo o el lomo que tenemos guardado. Queremos probar algo diferente y aprovechar el clima frío que se ha sentido en gran parte de la ciudad para degustar un buen café, chocolate o atole caliente, y para ello nada mejor que un pan francés.

Torrija, torreja, tostada francesa, o pan francés como muchos suelen llamar a esta preparación que suele estar presente en los desayunos o almuerzos con gran relevancia a nivel mundial. Una preparación donde el pan blanco de caja es sumergido en leche, aunque también se puede utilizar vino, almíbar, pasa por un proceso donde se le incluye huevo y finalmente se fríe en aceite. Existen diferentes variedades para acompañar en las que se puede incluir miel, azúcar, canela y algunos frutos frescos.

El origen de este bocadillo que bien puede ser consumido como postre, de acuerdo con algunas versiones nació en el sigo V durante el Imperio Romano, en aquel entonces esta preparación era conocida bajo el nombre “aliter dulcia”, que se traduce como “otro plato dulce”. Sin embargo, existen algunas otras versiones que atañen que su invención fue en Nueva York así como el nombre actual de tostadas francesas surgió en Inglaterra. Sin lugar a la duda esta preparación sigue siendo bastante popular en sabor y preparación. Aquí te damos la receta.

Pan francés

¿Qué ingredientes necesito?

  • 4 rebanadas de pan de caja (puedes usar pan blanco o integral)
  • 2 huevos
  • 1 ½ taza de leche
  • 3 cdas de azúcar mascabado
  • 2 cdas de mantequilla sin sal
  • ½ cda de esencia de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • Miel de abeja
  • Canela en polvo
  • Frutos rojos (opcional)
  • Plátano (opcional)

¿Cómo lo preparo?

  1. Comienza por agregar en un recipiente las dos piezas de huevo y bate junto con el azúcar, esencia de vainilla, sal y leche.
  2. En un sartén agrega un poco de mantequilla y mantén a fuego medio.
  3. Sumerge las rebanadas de pan en la preparación anterior y llévalas al sartén para freír por ambos lados, evita que se quemen.
  4. Retira del fuego y espolvorea con un poco de canela, puedes añadir azúcar o miel al gusto. Acompaña con algunos frutos rojo o plátano.

¡Buen provecho!