Comida española

De la conquista y hasta la actualidad, la tortilla española está presente y así la cocinas

Conoce un poco de su historia y una receta muy sencilla para hacer en casa una tortilla española
miércoles, 2 de noviembre de 2022 · 05:00

Desde tiempos de la conquista, en las múltiples cartas de relación que se mandaban de la Nueva España a la Madre Patria se mencionaba la exquisita variedad de ingredientes y especias que se encontraron al llegar aquí.

En América del Sur, lo que ahora corresponde a Perú, los españoles tuvieron uno de sus primeros acercamientos con un tubérculo bastante singular. En idioma Quechua, era llamado papa, o batata, lo que resultó en patata.

Aunque en sus inicios la papa no tuvo el gran auge, fue el gran salvador en las múltiples hambrunas que sufrió Europa a lo largo de los siglos pasados. Y fue ahí, donde se le dió la importancia adecuada y se incorporó a distintas recetas.

Tal es el caso de la tortilla española, que surgió como un medio económico y sencillo de alimentar las tropas del General Tomás de Zumalacárregui, y que ha trascendido el tiempo y se ha vuelto un platillo sumamente popular en los bares y restaurantes tanto de España como del mundo.

Por esa razón, y después de la mini clase de historia, te dejo la receta para preparar una tortilla deliciosa.

¿Cómo hacer una tortilla española?

Ingredientes:

  • 4 pz de papa 
  • 2 pz de cebolla
  • 1 pz de pimiento verde
  • 5 pz de huevo
  • Aceite vegetal c/n
  • Sal y pimienta

Procedimiento:

Lo primero que hay que hacer es pelar las papas y trocearlas con ayuda de un cuchillo en trozos de tamaño parejo, de preferencia medianos.

Estos trozos, se pochan en aceite caliente a no más de 90°C, esto para lograr una cocción previa sin dorarla.

Cuando estén a ¾  de cocción añadir las cebollas fileteadas y el pimiento en juliana. Esto en conjunto le añadirá un sabor espectacular a la tortilla.

Para la realización de la tortilla es necesario tomar una porción de papa pochada con cebolla y pimiento, pasarla por aceite muy caliente para dorar un poco y mezclarlo con huevo batido.

Tratar de machacar un poco la papa junto con el huevo hasta que se haga una mezcla. Rectificar sazón.

Verter en un sartén teflonado muy muy caliente para lograr la costra que sella la tortilla.

Dar la vuelta a la tortilla manteniendo su forma.

Otras Noticias