Recetas

Prueba esta receta para hacer una masa madre y en qué platillos puedes usarla

Prepara tu masa madre de una manera sencilla y con este paso a paso, será ideal para tus próximas recetas con pan o más
jueves, 13 de enero de 2022 · 02:00

Quizá alguna vez has escuchado el terminó de masa madre y te nació la duda por conocer más a detalle de qué iba esto y, también, cual sería la diferencia que existía entre esta y la masa tradicional. Y, lo primero que tenemos que contarte,  es que esta masa, está hecha a base de un fermento, compuesto de harina y agua, además no cuenta con ningún tipo de levadura añadida. 

En comparación con una levadura tradicional, la masa madre cuenta con una gran multitud de levadura y bacterias que dan la harina y, con ello, se crea la fermentación de las masas de manera espontánea. Es importante destacar, que la fermentación de este tipo de masa, es antigua, tales como los panes que con ella misma se elaboran y suele aportar, un sabor y aroma especial, a diferencia de las masas tradicionales. 

Masa madre 

  • Harina Integral
  • Agua 

Preparación 

Día 1: Mezclar 

Mezclaremos la harina integral y el agua. Es importante destacar, que la harina que se use, puede ser de trigo, centeno, avena, etc. Es necesario que sea integral para que la levadura se haga de manera perfecta. En cuanto al agua, deberá ser purificada de envase y no deberá ser mineral. 

Recipiente: Es importante que el recipiente esté completamente limpio, ancho y amplio. Principalmente para que la masa madre pueda extenderse de manera adecuada.

En cuanto, a las cantidades, deberán ser las mismas de agua y de harina, es decir sí utilizas 2 tazas de harina, deberán ser 2 tazas de agua. 

Reposo: Para esto, deberás colocar tu recipiente en un lugar tibio y de temperatura de 20 a 22ºC, principalmente para que se desarrollen las bacterias adecuadas. Deberás dejar reposar por 24 hrs. 

Día 2: Agua y azúcar

Probable no notarás la diferencia de la masa con respecto al día anterior, pero no te preocupes, ya que está llevando su proceso de fermentación. Añadiremos medio vaso de harina de fuerza, medio vaso de agua y una cucharadita de azúcar. Removeremos perfectamente bien hasta integrar todo y nuevamente, dejaremos reposar por otras 24 hrs más.

Día 3: harina de fuerza y agua

Para este tercer día, notarás que la masa luce un poco diferente con la fermentación y te darás cuenta, que hay ciertas burbujas en la superficie, lo cual indicarán ha aumentado el volumen y podría parecerse ligeramente a la crema, pero sin resultar desagradable. Esto indicará que vas por buen camino en cuanto a tu masa madre. Lo siguiente que haremos, será añadir medio vaso de harina de fuerza y medio vaso de agua, removeremos perfectamente bien hasta integrar todo y nuevamente dejarnos reposar, en las mismas condiciones y por 24 hrs. 

Día 4: Remueve líquido y añade harina de fuerza.

El aspecto de la masa madre para este día cambiará ligeramente, pese a ello deberá seguir mostrando ligeras burbujas en la superficie y, también, notarás que se ha formado un líquido de tonalidad marrón en la superficie, el cual deberemos retirar con mucho cuidado y utilizando una cuchara. Es importante destacar que este líquido es agua con algunos azúcares. Esto significa que tu masa está en perfectas condiciones y los siguiente será agregar medio vaso de harina de fuerza, nuevamente removemos completamente hasta integrar y dejaremos reposar por 24 hrs. 

Día 5: Listo 

Finalmente llegó el día en que podemos usar nuestra masa, notarás que la aspecto es mucho más cremoso y con burbujas en la superficie. Sólo será un tanto ácido, pero no te preocupes ya que esto indicará que todo ha salido perfecto. 

¿Para qué la puedo usar? 

La masa madre que acabas de hacer puede ser usada para:

  • Panes
  • Pizzas
  • Bollos
  • Tartas
  • Panques