Recetas

Prepara de manera sencilla un pan casero con esta receta y ¡SIN HORNO!

Disfruta de sencilla receta de pan casero sin complicarte tanto y sin necesidad de usar tu horno
lunes, 10 de enero de 2022 · 21:26

"¿Qué es lo que quieres de mi, día frío?, A caso quiere que vaya por un pan ¿A caso, quieres eso?", esa es la frase que se puede leer en uno de los memes más destacados de Internet. Y es que para nadie resulte extraño que durante la temporada de lluvias o invierno, la gente suele consumir en mayores cantidades el pan.

Aunque la verdadera razón por la que la gente lo hace no está del todo explicada, lo que sí podemos decir es que el pan, tiene la habilidad de hacer a la gente o mucho más feliz. De hecho, muchos de los ingredientes que suele llevar el pan dulce, Pueden provocar que se libere será tonina. Por ejemplo cuando consumes un pan de chocolate o con relleno de chocolate, evidentemente este provocará qué exista felicidad en la persona.

Ahora bien, que pasaría si te da un antojo de pan, pero estás muy lejos de una panadería o bien está cerrada. Como siempre lo hemos dicho, las cosas hechas en casa son mucho mejores y, ahora con la receta que te traemos el día de hoy, no será la excepción, ya que se trata de una receta para hacer tu propio pan en casa y sin necesidad de usar tu horno. 

Pan 

Ingredientes 

  • 350 gr de harina
  • 175 ml de agua tibia
  • 1 huevo
  • 45 ml de aceite de girasol
  • 7 gr de levadura seca de panadería
  • 1/2 cucharadita de sal

Preparación

Lo primero que haremos, será poner harina en un bowl y hacer un hueco en el centro como si fuera un volcán. Agregaremos la levadura, la sal, el agua, el aceite y el huevo. Mezclaremos con las manos hasta que estén bien integrados todos los ingredientes

Cuando hayas conseguido una bola la pondremos sobre una superficie previamente espolvoreada con harina y amasas unos 5 minutos. De vez en cuando la estiras hacia delante y la doblas para que se esponje y se cargue.

Ahora le das otra vez forma de bola y la pasaremos a un recipiente enharinado. La taparás con un paño y dejarás reposar de media a una hora hasta que haya doblado su tamaño.

Pasado el tiempo, notarás que ha duplicado su volumen ya puedes trabajar el pan. Con ayuda de un rodillo estiraremos la masa hasta que tenga más o menos un centímetro de grosor.

Cortaremos los panecillos con un cortador redondo o, en caso de no tener, puedes utilizar un vaso. Los restos de masa que te han quedado una vez cortados, los vuelves a amasar, estirar y recortar para hacer más.

Los llevaremos a una bandeja forrada y los dejas tapados 30 minutos para que se esponjen.

Pondremos en un sartén antiadherente al fuego para que se caliente. Colocas 2 ó 3 panecitos separados entre sí, tapamos y cocinamos 4 minutos por cada lado a fuego lento.

Colocamos en un recipiente y listo, sirve y disfruta.