Cena ligera

Cena rápida y fácil para hacer en casa: Carpaccio de pepino con sardinas

El pepino y las sardinas combinan bien en sabor y tienen propiedades nutricionales excelentes para tu salud
jueves, 9 de septiembre de 2021 · 17:45

El carpaccio es ese platillo hecho con cortes muy finos de carne o pescado macerados en limón, pero también existen versiones con vegetales que resultan realmente deliciosas y refrescantes, además de nutritivas, como esta cena de carpaccio de pepino con sardinas, que resulta saciante, muy rico, rápido y fácil de hacer, ligero para la noche y lleno de cualidades benéficas para tu salud.

El pepino, protagonista de esta cena, es una fuente importante de agua que nos ayuda a mantenernos hidratados, además de ser muy bajo en calorías, aportar calcio, magnesio, potasio, vitaminas C, A, carotenos, ácido fólico y fibra dietética, que lo hacen ideal para perder peso, mejorar la circulación sanguínea y el tránsito intestinal, regular los niveles de azúcar y fortalecer el sistema inmunológico.

Por otra parte, las sardinas son una fuente importante de de vitamina B12 (para tener energía y mejorar el funcionamiento de las células), B3 (contribuye a bajar los niveles de colesterol), A, D y E, además de grasas saludables Omega 3, lo que es excelente para bajar de peso, y minerales como calcio, magnesio, fósforo, hierro y yodo. Prepara esta rica cena en casa, ¡no te vas a arrepentir!

Carpaccio de pepino con sardinas

Ingredientes:

  • 2 pepinos
  • 2 latas de sardinas en aceite
  • 70 gramos de rábanos
  • 75 gramos de queso de cabra
  • 2 limones
  • 6 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • 2 cucharadas de vinagre
  • 2 cucharadas de alcaparras
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Saca las sardinas de las latas, pásalas por una servilleta de pape absorbente sin tallarlas y colócalas en un recipiente, añade el jugo de los limones, tapa con plástico autoadherible y deja que reposen en el refrigerador por unos 30 minutos, sólo para que tomen este sabor.

Si usas sardinas frescas, asegúrate de que estén bien limpias, lávalas y déjalas macerando en el jugo del cítrico por aproximadamente 3 horas.

En un tazón más pequeño sirve el aceite de oliva virgen (puedes usar el de las sardinas), el vinagre, pimienta negra molida al gusto y una pizca de sal, mezcla para integrar y luego añade las alcaparras, revuelve y reserva.

Lava el pepino y los rábanos, córtalos en rodajas finas, utiliza de preferencia una mandolina, y coloca cada rebanada en un platón hasta terminar.

Saca las sardinas, escurre el líquido y pártelas en trozos, añade al carpaccio, espolvorea el queso de cabra desmoronado o en rodajas, sirve la vinagreta y ¡a disfrutar!