Juegos Olímpicos

Comida japonesa: Receta para hacer Nikuman o bollos al vapor

Los Nikuman son la versión japonesa de los baozi chinos o bollos al vapor, te decimos cómo prepararlos
miércoles, 4 de agosto de 2021 · 13:49

En el contexto de los Juegos Olímpicos queremos contarte acerca de la interesante variedad gastronómica que tienen en el país anfitrión de este magno evento deportivo. Por eso, en esta ocasión te compartimos una receta muy conocida en el mundo gracias a la caricatura de Kung Fu Panda, y se trata de los bollos al vapor, que en Japón se llaman Nikuman.

Aunque muchos conocen esta receta como una preparación originaria de China, en Japón cuentan con una versión muy similar, con algunas variantes. Efectivamente estos panecitos proceden de los baozi chinos, aunque en el país nipón se ha transformado la receta para obtener una masa más fina y esponjosa, además de conseguir un relleno un poco más jugoso.

Su elaboración requiere de una vaporera tradicional elaborada con bambú que consta de 4 a 5 cestas que se colocan una sobre otra como una torre y que actualmente se pueden encontrar fácilmente en todo el mundo. A continuación te compartimos la receta de Nami, una japonesa que reside en San Francisco, y de quien también puedes aprender otras preparaciones de la cocina nipona.

Nikuman o Bollos al vapor

Ingredientes para la masa:

  • 300 gramos de harina de trigo
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de levadura seca de pan
  • 2 cucharadas de azúcar blanca
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen
  • 150 mL de agua

Ingredientes para el relleno:

  • 300 gramos de carne de cerdo molida
  • 1/4 de col grande
  • 1 taza de shiitake
  • 1 trozo de jengibre
  • 1 cebolla mediana
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharada de salsa de soya
  • 1 cucharada aceite de oliva virgen
  • 1 cucharada de maicena
  • 130 mL de agua

En un bowl grande verte la harina de trigo (puedes usar 0000 y 000 o mezclarlas, para que tengan una buena proporción de gluten), la levadura en polvo, la levadura seca de pan y el azúcar, mezcla hasta integrar.

En Japón, China y otros países de Asia siempre se usan los palillos chinos para mezclar, pero puedes hacerlo con batidor si no tienes o no te acomodas.

Agrega el aceite de oliva virgen y poco a poco el agua, sin dejar de remover con los palillos hasta que se despegue sin problemas del bowl. Enseguida, espolvorea un poco de harina en una superficie plana y limpia y sigue amasando con las manos por 10 a 15 minutos.

Cuando la masa consiga una consistencia elástica, forma una gran bola y métela de vuelta al bowl, untado con un poco de aceite, tapa con plástico autoadherible o con un trapo limpio, cuidando de dejarlo en un lugar cálido hasta que duplique su volumen, por alrededor de 1 hora.

Mientras reposa la masa, es hora de preparar el relleno. Pica finamente la cebolla, la col (previamente lavada y desinfectada) y el shiitake (limpio), pásalos a un bowl con la carne de cerdo molida y agrega el trozo de jengibre rallado (unos 2 centímetros sin cáscara), mezcla perfectamente.

Añade la sal, el azúcar, la salsa de soya, el aceite de oliva virgen, la maicena y el agua, mezcla hasta integrar perfectamente. Tapa con plástico autoadherible y mete al refrigerador.

Ya que la masa ha reposado y duplicado su volumen, pásala a una superficie con un poco de harina espolvoreada, corta a la mitad y extiende como un cilindro, luego corta de forma simétrica para obtener de 8 a 10 trozos y aplasta con la mano, verás que se forman como círculos aplanados.

Espolvorea un poco de harina y con ayuda de un rodillo pequeño deberás extender cada círculo. Tómalos por el centro con tu dedo pulgar y coloca los otros cuatro debajo, así irás dándole la vuelta mientras con la otra mano pasas el rodillo por la orilla para extender la masa.

Como resultado obtendrás una especie de tortilla con un centro algo más grueso, esto ayudará a que el relleno se mantenga sin problemas en el fondo.

Sirve una cucharada del relleno al centro de cada masa y cierra jalando la orilla y dándole la vuelta, haciendo un poco de espacio con el dedo pulgar al empujar suavemente el relleno al fondo de la masa.

Una vez que tengas listo un Nikuman colócalo sobre un círculo de papel encerado y a su vez sobre una vaporera de bambú. Repite hasta terminar, cierra la vaporera y deja reposar unos 30 minutos, luego coloca la vaporera sobre un wok o sartén extendido a fuego alto y deja por 10 minutos aproximadamente.

Retira del fuego y ¡estarán listas para disfrutarse!

Otras Noticias