Recetas

Receta fácil y rápida para unos muffins salados de jamón con queso

Prueba esta divertida y deliciosa versión de los clásicos muffins dulces, esta vez con un rico toque salado.
martes, 24 de agosto de 2021 · 18:26

¿Quieres un bocadillo fácil de preparar? con estos muffins de jamón y queso puedes tener un platillo bastante práctico que puedes servir como un bocadillo para amenizar reuniones, puedes preparar durante el desayuno para empezar el día lleno de sabor o incluso lo puedes colocar en tu menú del día como la entrada para tu comida principal, su sabor es muy rico y son muy sencillos de elaborar.

La masa de estos muffins no lleva nada de azúcar pues es un bocadillo salado, sin embargo, puedes agregar un par de cucharadas de azúcar durante el proceso de elaboración para hacer resaltar mejor los sabores, incluso puedes agregar un poco de vainilla a la mezcla para darle este toque aromático característico de los panecitos dulces, que no desentona para nada con los sabores del queso y el jamón, o los vegetales que tu quieras agregar.

Muffins salados de jamón y queso

Ingredientes

  • 1/4 taza de Mantequilla
  • 2 tazas de Harina
  • 1 cucharada de Polvo para hornear
  • Sal y Pimienta
  • 1/2 cucharadita de Ajo en polvo
  • 2 Huevos
  • 1 taza de Leche
  • 1/4 taza de Cebolla
  • 1 taza de Jamón
  • 1 taza de Queso mozzarella

Comienza picando la cebolla en cubos pequeños junto con el jamón, también deberás rallar el queso y reservar. En un recipiente mezcla la leche, los huevos y la mantequilla derretida, agrega la cebolla, el jamón y el queso rallado, por otro lado mezcla la harina, el ajo en polvo, una pizca de sal y pimienta y el polvo para hornear, por último mezclas la parte húmeda y con los ingredientes secos hasta obtener una masa densa y uniforme.

Unta con aceite todas las cavidades de tu molde para muffins y mientras tanto precalienta tu horno a 180° grados, coloca la masa en cada uno de los espacios del molde llenando hasta 3/4 partes de cada cavidad, una vez que tengas todo el molde lleno golpea ligeramente para sacar el aire de la masa y hornea por 30 minutos, una vez fuera del horno deja enfriar, puedes comerlos fríos o tibios.