Recetas

¿Cómo hacer queso fresco casero? Checa esta receta fácil para hacer en casa

El queso fresco también lo puedes hacer en casa y te contamos cómo lograrlos de la mejor manera
lunes, 5 de abril de 2021 · 23:00

Para nadie es un secreto que el queso es uno de los alimentos más populares y ricos del mundo, algunas veces nos causa gran curiosidad el saber que su elaboración puede llegar a ser un tanto complicada, pero es todo lo contrario, o la menos eso es lo que el día de hoy te vamos a contar con más detalle. Algunos si, suelen estar por mucho más tiempo, pero en realidad esos son otro caso a parte y no nos meteremos en esos temas, porque la realidad es que ese tipo de quesos son mucho más procesados, cuidados y de más.

Lo que si te podremos dar el día de hoy, es una receta de queso fresco, la cual será perfecta, además de rico, te permitirá mantener tu dieta, porque en realidad no será tampoco tan malo contigo. Además de esto, será también muy fácil de preparar, contrario a lo que pensarías y en verdad no sabes el resultado tan maravilloso que incluso no necesitarás demasiados ingredientes para ellos.

Queso fresco

Ingredientes

  • 4 litros de leche bronca*
  • 1 Tableta de cuajo** ( 1 Pastilla)
  • 2 cucharadas de agua
  • Sal al gusto para sazonar

Preparación

Lo primero que haremos será calentar la leche hasta que alcance una temperatura de 43º C, si no tienes un termómetro para probar la temperatura de la leche, puedes hacer una pequeña prueba dejando caer unas gotas de leche en la palma de tu mano, la leche estará lista cuando tu mano apenas pueda tolerar lo caliente de la leche, pero sin quemarte.

Mientras nuestra leche se calienta, vamos a disolver la tableta de cuajo en dos cucharadas de agua.

Una vez que la leche esta lista agregamos la mezcla de la tableta de cuajo con el agua, revolvemos muy bien con la leche unos 5 segundos y dejamos la leche reposar por 1 hora o menos dependiendo del tipo de cuajo que utilizas. La leche empezará a cuajar y formar una capa solida en la superficie que se va a separar de suero de la leche.

Cuando haya cuajado, utiliza un cuchillo para cortar en cuadros. Colocamos el queso en un manta de cielo sobre un tazón grande o contenedor para que que escurra el suero. Para hacer esto junta las cuatro esquinas de la tela y forma una bolsa con ella.
Presionamos la tela para que escurra todo el suero posible, ahora abre la bolsa y sazona con sal, seguimos mezclando la leche cuajada con tus manos o si prefieres con un procesador de alimentos para formar unos mezcla fina y que se desmorone.

En este paso puedes agregar otro tipo de saborizantes como hierba, chiles jalapeños, pimiento morrón o algún otro elemento que te guste. Esto es con el fin de darle otro sabor al queso.

Colocaremos el queso de regreso en la tela y dejamos colgado hasta que este firme y el suero haya drenado. Este paso puede durar 1 ½ hora. Retiraremos la tela pasado el tiempo y dejamos reposar otra hora. Después de este tiempo lo llevamos a refrigeración.

También puedes poner la leche cuajada en moldes redondos perforados y dejarlos que escurran todo el suero y tomen la forma del molde colocando algo encima de ellos para dar presión. Si prefieres usar este método, deberás colocarlos sobre una charola para que el suero que escurra quede atrapado en ella. Evita mojar la superficie dónde se están haciendo.

Pasado el tiempo, será momento de probarlo, puedes acompañar con algunas galletas saladas y te servirá perfecto para alguna reunión o como algún snack.

Otras Noticias