Recetas

Lenguado a la Menier, así puedes preparar esta receta francesa

Conoce la manera más sencilla de preparar esta increíble receta y aprovechar el pescado
miércoles, 28 de abril de 2021 · 22:00

El lenguado a la Meuniére es uno de los platillos más históricos más interesantes, no solo por que se prepara de una forma clásica al completo estilo estilo de la gastronomía francesa. Popularmente se conoce como Menier y significa a la molinera por la harina que se utiliza, además, resulta ser una técnica que suele usarse para cocinar como tal el pescado y se acompaña con una salsa. El método más común para prepararlo con harina y mantequilla, lo que crea una consistencia de costra crujiente y dorada. 

El lenguado, es un pescado blanco que por la temporada de verano y primavera suele no ser tan caro, comparado con otras temporadas del año. Su carne es considerada una de las más ricas de todos los peces planos como tal y se trata de un alimento realmente nutritivo y sano, por lo que mucho lo recomiendan para las dietas. Además es sumamente rico en minerales, ácidos grasos omega 3 y vitaminas. Incluso mucho se recomienda para que los niños tengan un mejor crecimiento, y aprovechando que ahora se acerca el Día del Niño, que mejor manera que darle a los niños esto para que tengan un mejor crecimiento.

Lenguado a la Menier

Ingredientes

  • 4 lenguados de ración o 2 lenguados grandes
  • 125 g. de mantequilla
  • 2 cdas. de aceite de oliva virgen extra
  • Harina de trigo para rebozar
  • 2 limones
  • Perejil fresco
  • Sal (al gusto de cada casa)

Preparación 

Lo primero que hacemos es, en el momento de comprar los lenguados, pedirle a nuestro pescadero que les retira las tripas. Ya en casa los lavamos ligeramente y les quitamos la cabeza, la cola y las aletas laterales. Salamos y enharinamos.

En una sartén grande calentamos la mantequilla con una cucharada de aceite de oliva. El aceite ayudará a evitar que la mantequilla se queme durante el proceso.

La idea es poder preparar los pescados en dos tandas. Con lo que lo ideal es utilizar la sartén más grande que tengamos de manera que nos quepan dos lenguados de cada vez en ella.

Una vez que la mantequilla se ha derretido y está caliente incorporamos dos de los lenguados. Siempre con la parte más oscura de la piel hacia abajo.