Recetas

Torta Pascualina: Una receta italiana ideal para disfrutar en Semana Santa

Disfruta de esta deliciosa torta pasculina, una receta ideal para toda la familia, que estamos seguros te encantará
miércoles, 24 de marzo de 2021 · 16:58

La torta pascualina es una receta típica de Italia en la época de Semana Santa, cree que su historia se remonta en el siglo XVI y antes era conocida como gattafura. Después de Italia, los lugares en los que más se prepara son Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay, convirtiéndolo también en un platillo típico de los países, en todos las recetas pueden ser muy diferentes, incluso hay una versión de dulce, que también ha conquistado los paladares de sus comensales que seguro te encantaría también recrear.

Aunque ha sido una receta que solo vuelve a la vida cada año en el tiempo de Semana Santa, creemos que debería recrearse muchos más días del año, ya que su sabor es algo único, además puede disfrutarse fría o caliente y no tiene temor a perder parte de su esencia o sabor único. Su clásica preparación es extendiendo hojas finas de masa hechas a base de harina y aceite de oliva, sin levadura. Podríamos decir que pasaría por un estilo pay relleno pero mucho más rico, lo sentimos pay, te amamos pero la torta pascualina nos conquistó el corazón. 

El platillo también se puede acompañar con una rica ensalada o alguna combinación de verduras, la verdad es que por lo fresca y el tipo de ingredientes, se presta para que puedas acompañarla, pero podrías probar hasta con una mezcla que lleve alguna fruta y estamos seguros que será ideal y deliciosa. Ahora, no vamos a decir que será muy fácil de recrearla, pero si sigues los pasos al pie de la letra, te aseguramos que te encantará y que no te costará tanto hacer la famosa Torta de Pascualina y que mejor que aprovechar, precisamente la época, para disfrutarla. 

Torta Pasculina 

Ingredientes

  • 500 g Acelgas frescas limpias
  • 500 g Espinaca fresca limpias
  • 1 Cebolla grande
  • 250 g Queso ricotta
  • 250 g Queso grana padana rallado
  • 8 Huevos
  • 12 Láminas de Pasta 
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Mejorana
  • Orégano seco
  • Nuez moscada molida
  • 2 Hojas de Laurel
  • Mantequilla
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación

Lo primero que haremos será preparar las verduras, descartando las hojas que amarilleen y buena parte del tallo (de las acelgas podemos aprovechar las pencas para otra preparación). Recuerda limpiar y desinfectar muy bien las espinacas y las acelgas. Reservamos.

En una cazuela honda sofreímos la cebolla picada con 3 cucharadas de aceite. Cuando esté transparente, añadimos las acelgas y las espinacas y las rehogamos hasta que pierdan el agua completamente. Rectificamos de sal y pimienta y añadimos el laurel, la mejorana y el orégano. Reservamos hasta que enfríe. Retiramos las hojas de laurel.

A continuación preparamos el relleno de la torta, añadiendo la mezcla anterior 2 huevos, la ricotta y el grana padano. Removemos con una cuchara hasta que queden todo los ingredientes bien mezclados.

Pasamos a montar la torta en un molde con papel de horno y untaremos con mantequilla derretida con la ayuda de un pincel de cocina. A continuación iremos colocando diez hojas de masa una a una, dejando parte de éstas fuera del molde, y disponiéndolas en forma de abanico. Pintararemos cada una de estas hojas con la mantequilla derretida para evitar que la pasta filo se seque y se rompa.

Añadimos el relleno al molde y, con la ayuda de una cuchara, haremos seis huecos en los que echaremos seis huevos enteros, sin cáscara. Tapamos el relleno con dos hojas de pasta filo pintadas con mantequilla y cerramos las capas de pasta filo que habíamos dejado colgando fuera del molde. Pintamos también con mantequilla la parte superior de la torta.

Pasamos al horno precalentado a 180ºC alrededor de 40 minutos o hasta que veamos que la pasta filo quede tostada.

Sirve y disfruta, puedes hacerlo fría o caliente. 

Otras Noticias