Recetas

Salsa de chile de agua, la receta oaxaqueña que amarás preparar

La salsa perfecta para acompañar tus tacos, totopos, carne y todo lo que se te ocurra.
miércoles, 6 de enero de 2021 · 16:23

La gastronomía oaxaqueña es una de las más ricas y variadas de las que conforman todo el acervo cultural y culinario de México, gracias a sus miles de recetas que se elaboran con los ingredientes típicos de la zona esta cocina se ha ganado un lugar especial en el estómago de los mexicanos no solamente dentro de Oaxaca sino en todo el territorio nacional.

En esta receta sobresale el chile de agua que es una variedad típica de Oaxaca, la cual se caracteriza por tener un color verde a rojo intenso, una piel lisa y brillante, y alcanzando casi 15 cm de largo en los chiles más grandes. Tiene un picor moderado y se sitúa justo debajo de la mitad de la escala de picor de Scoville.

El origen de su nombre es un tanto incierto pero hay tres teorías de las cuales se cree salió esta característica, la primera dicta que los chiles de agua se llaman así debido a la cantidad de agua que sueltan al cocinarse, otra teoría apunta a la gran cantidad de líquido qué la planta del chile necesita para florecer y dar frutos grandes; y la última indica que su nombre se debe a que en la antigüedad los métodos para regar los cultivos eran más rústicos y que esta variedad sólo se podía cultivar durante la temporada de lluvias.

Te recomendamos que para maximizar el sabor de esta receta, la hagas con un con un molcajete, ya que este método resalta mejor los sabores de todos los ingredientes que vamos a utilizar, en especial el del chile de agua.

Salsa de chiles de agua

Ingredientes

  • 3 Chiles de agua
  • 1/4 Cebolla
  • 1 diente de Ajo
  • 3 jitomates
  • Sal al gusto

Asa los jitomates y el ajo con todo y piel sobre un comal, cocínalos hasta que estén suaves. Después asa los chiles de agua directamente sobre el fuego procurando que la flama levante la piel del fruto, cuando toda la piel se separe de la carne (un proceso muy similar al de los chiles poblanos) colócalos en una bolsa de plástico para que suden durante 3 minutos.

Una vez que ha pasado el tiempo pélalos y corta los chiles en rajas, deberás de tener mucho cuidado ya que si los chiles son picantes pueden hacer que tus manos ardan. Pica la cebolla finamente y reserva.

En el molcajete o en la licuadora muele los jitomates, la pasta del ajo pelado y un cuarto de los chiles; ya que tengas tu salsa preparada agrega la cebolla y la del resto de rajas para darle textura. Puedes acompañar esta salsa de chiles de agua con totopos quesadillas tacos o cualquier platillo mexicano que se te ocurra

Otras Noticias