Desayuno

Receta de un desayuno fácil y delicioso, pan francés con frutas

El pan francés o tostada francesa se prepara en un máximo de 10 minutos y no requiere tantos ingredientes, pero es muy rico
domingo, 9 de agosto de 2020 · 23:00

El pan francés es actualmente una receta muy sencilla de preparar dado que el ingrediente principal es una rebanada de pan que queda crujiente al sumergirlo en una mezcla líquida cuya base principal es la leche. La elaboración de este platillo comenzó a prepararse en la Edad Media, pues se trataba de aprovechar todos los ingredientes al máximo, así que se sumergía el pan en la leche o incluso en otro tipo de preparados como sopas o caldos.

Al término de esta etapa histórica, por el siglo XV comenzó a evolucionar la receta y se agregaron otros ingredientes como la canela en polvo, la azúcar y la leche que aún hoy forman parte del pan francés o las también conocidas como tostadas francesas, pues si bien nosotros lo llamamos de la primera forma, a nivel internacional el pan francés es un baguette que comenzó a desarrollarse en Viena, Austria, a mediados del siglo XIX.

La receta varía según las personas, pues algunos añaden también un toque de clavo o algún otro condimentos, aunque descubrirás que prepararla es realmente muy fácil y que puedes cambiar los ingredientes a tu antojo, así como las frutas por las que tú prefieras, aunque nosotros te recomendamos esta deliciosa combinación que además es un aporte de antioxidantes, contenidos en los frutos rojos.

Pan francés con frutas

Ingredientes:

6 piezas de pan

2 huevos

1 taza de leche

1 cucharadita de extracto de vainilla

2 cucharaditas de canela en polvo

1/2 cucharadita de nuez moscada

7 fresas

1/2 taza de moras azules

Miel de maple

Mantequilla

Azúcar glass

Sal

Mezcla en un tazón hondo los huevos, la leche, la miel de maple, 1 cucharadita de canela en polvo, la nuez moscada y una pizca de sal, cuando todo esté bien integrado coloca un sartén a fuego medio con una cuchara de mantequilla y sumerge una rebanada de pan en la mezcla de la leche, luego colócala en el sartén con cuidado y repite con otra rebanada, después de un minuto voltea y saca cuando esté dorado por ambos lados.

Repite este proceso de sumerjir las rebanadas de pan en la leche y luego pasarlo por el sartén caliente con mantequilla hasta que termines las rebanadas de pan. Unta en cada rebanada el queso crema y encima coloca las fresas y las moras azules, luego rocía encima un poco de azúcar glass, canela en polvo y si lo deseas, un chorrito de miel de maple. Puedes acompañar este delicioso desayuno con un licuado de fresa o con un smoothie de café.

 

Más de

Otras Noticias