Desayuno mexicano

Chalupas al estilo Puebla, un desayuno mexicano fácil de preparar

Las chalupas se preparan con dos tipos de salsas y esto define en gran medida su sabor, el cual es excelente para comenzar bien la mañana
domingo, 30 de agosto de 2020 · 23:00

Las chalupas son un platillo tradicional de la gastronomía mexicana, preparada principalmente en los estados de Puebla, Guerrero e Hidalgo, aunque la receta se ha extendido por todo el país donde varía principalmente la preparación de la salsa y en ocasiones, la carne con la que se acompaña. Su base es, como en muchas de nuestras recetas, el maíz en tortillas regularmente más pequeñas conocidas como taqueras.

La preparación y presentación de las chalupas poblanas consiste en una de color verde y otra roja, por lo que se preparan dos tipos de salsas para servirlas con carne deshebrada, puede ser de pollo o res, aquí la aconsejamos hacer con pollo, aunque puedes elegir la que más te llame la atención. El origen de la receta no es muy claro, pues algunos señalan que se trata de una preparación creada por los frailes quienes utilizaron los restos del pollo y los mezclaron con la masa de maíz, aunque les pareció tan seca que agregaron la salsa.

Otros indican que pueda deberse a que los mexicas usaban unos barquitos para atravesar en los canales de la antigua Tenochtitlán que llamaban chalupas; y una leyenda más apunta a que esta receta surgió en las orillas del cauce del río de San Francisco, ubicado en el centro de la capital poblana. La única certeza es que es un platillo obtiene su nombre del vasco txalupa, que significa barco.

Te invitamos a preparar esta sencilla y muy deliciosa receta, que bien se emplea como antojito, pero que es un deleite disfrutar por la mañana.

Chalupas poblanas

Ingredientes:

250 gramos de pollo cocido y desmenuzado

2 jitomates medianos

6 tomates verdes

2 dientes de ajo

1/2 cebolla

4 chiles serranos

4 chiles guajillos

2 chiles de árbol

1 ramita de cilantro

Tortillas taqueras de maíz

Queso fresco

Manteca de cerdo

Sal

Coloca una ollita con agua suficiente que cubra los jitomates, tomates y los chiles previamente lavados y deja a fuego alto hasta que se reblandezcan, conforme estén listos pásalos a una licuadora, por un lado, los jitomates, chiles guajillos y los chiles de árbol, 1/4 de cebolla, 1 diente de ajo, una pizca de sal y un poco del agua donde se cocieron, muele hasta obtener una salsa homogénea.

A parte, licúa los tomates verdes, los chiles serranos, 1/4 de cebolla1 diente de ajo y un ramita de cilantro previamente lavado con una pizca de sal hasta obtener una salsa tersa. Reserva en recipientes separados tus salsas verde y roja. Coloca las tortillas taqueras, conocidas así porque son más pequeñas, en un sartén con un poco de manteca muy caliente y gíralas con ayuda de unas palitas.

Repite con las tortillas que quieras preparar, no hace falta que dejes por mucho tiempo, sólo que se doren por ambas caras. Una vez que estén listas, sírvelas de inmediato en un plato y con ayuda de una cuchara esparce un poco de salsa roja o verde, agrega el pollo desmenuzado y un poco de queso fresco espolvoreado encima, si lo prefieres, también puedes picarle un poco de cebolla cruda.

 

Más de

Otras Noticias