Comida

Comida deliciosa y nutritiva, pasta de salmón y espárragos blancos

La pasta Fettuccine con salmón y espárragos blancos resalta los sabores de cada alimento que sin excepción, resultan muy nutritivos
domingo, 26 de julio de 2020 · 15:34

La pasta Fettuccine es una de las más atractivas que hay, sobre todo si la compañía es un rico filete de salmón fresco y espárragos, pues los sabores combinan muy bien entre sí y mejoran la calidad del platillo. Sin embargo, las bondades de esta comida no se agotan en el extraordinario sabor de sus ingredientes, sino de sus aportes nutritivos, pues contiene una variedad de vegetales, cereal y proteína.

Como te hemos contado en el pasado, el consumo de proteínas es esencial para nuestra vida, por lo que se recomienda mantener un aporte moderado, pero regular diariamente. Pues bien, el salmón es una fuente de proteína de excelente calidad, así como de vitaminas y minerales como potasio, selenio y vitamina B12, así como ácidos grasos Omega 3, lo que contribuye a mantener la salud del cerebro, el corazón, las articulaciones y el bienestar general del organismo.

Por otra parte, podemos decirte que los espárragos tienen un buen contenido de fibra ideal para una buena digestión, así como minerales (calcio, fósforo, hierro) y vitaminas A, B1, B2 y C, además de ácido fólico y ascórbico; su consumo regular contribuye a una buena circulación sanguínea, además protege al sistema inmune y combate a los radicales libres en el organismo, por lo que retarda el envejecimiento prematuro.

Esta receta es deliciosa y no es complicada de preparar, aunque sí requiere de varios ingredientes y paciencia por los tiempos de cocción. Al terminar de prepararla, verás que vale la pena.

Pasta de salmón y espárragos blancos

Ingredientes para dos personas:

300 gramos de salmón fresco

100 gramos de espárragos blancos

200 gramos de pasta Fettuccine

50 gramos de arúgula

Aceite de oliva

Sal y pimienta negra molida

1 diente de ajo

Ingredientes para la salsa:

3 cucharadas de mantequilla

2 cucharadas de aceite de oliva

2 dientes de ajo picados

2 tazas de crema de leche espesa

1/4 de cucharadita de pimienta negra molida

1/2 taza de queso parmesano rallado

3/4 de taza de queso mozzarella

3 cucharadas de jugo de chile chipotle

Lava tus espárragos blancos y córtales unos dos centímetros de la parte de abajo, luego pélalos con un pelapapas y córtalos en trozos, reserva. Coloca una ollita con suficiente agua en fuego alto y cuando esté hirviendo, introduce los espárragos por 10 minutos para que se cuezan, pero queden crujientes. A continuación coloca otra olla con suficiente agua y una pizca de sal, cuando esté hirviendo añade la pasta de Fettuccine según las instrucciones, regularmente se dejan entre 7 y 9 minutos, después retira y deja escurrir en una coladera fina.

Para preparar la salsa lo ideal es comenzar cuando comienzas a preparar el salmón e integrar los ingredientes con la pasta, así podrás servir todo caliente. Pon una cazuela a fuego medio y añade la mantequilla, cuando se derrita agrega el ajo picado, la crema de leche y la pimienta negra molida, mezcla y añade poco a poco el queso parmesano rallado, cuando esté integrado baja el fuego y deja que se cocine por 9 minutos, mezclando de vez en cuando, notarás que su consistencia es más espesa y al mismo tiempo suave, añade el queso mozzarella y el chile chipotle, mezcla regularmente por otros 5 minutos y después retira del fuego.

En un sartén a fuego medio sirve un chorrito de aceite de oliva y cuando esté caliente agrega el salmón en trozos pequeños, espolvorea una pizca de sal y pimienta al gusto y da la vuelta al pescado para que se selle por ambos lados, retira y reserva. Coloca un diente de ajo fileteado en el sartén y cuando esté dorado agrega la pasta y los espárragos blancos, permite que se doren un poco juntos, añade el pescado y apaga el fuego, este proceso no te debe llevar más de 7 minutos, pues sólo es para integrar los sabores del salmón, los espárragos y el Fettuccine.

Sirve tu pasta Fettuccine con el salmón y los espárragos blancos, báñalos en la salsa tipo Alfredo y agrega unas hojas de arúgula para realzar el color de tu plato, así como sus sabores. Si lo prefieres, puedes agregar un poco de queso rallado encima y acompañar este platillo con un vino blanco para concretar sus sabores.

 

Otras Noticias