Comida

Come rico y delicioso con unas albóndigas veganas y ensalada fresca

Estas albóndigas hechas con base en algunas verduras y garbanzos te aportarán la fibra y proteínas que tu cuerpo necesita
domingo, 12 de julio de 2020 · 14:25

Comer sano y rico es posible, aunque a veces desconocemos la variedad de platillos que podemos preparar aumentando la proporción de vegetales en nuestra alimentación diaria; por otra parte, hay una tendencia a la alza para llevar una dieta vegana, debido a que un gran número de personas se niega a consumir productos animales para exigir el alto a la crueldad hacia éstos, pero también porque es una dieta más recomendable para los adultos.

No obstante, para complementar sanamente las dietas vegetarianas y veganas se busca mantener el aporte de proteínas necesarias para el organismo, ya que usualmente las obtenemos de la carne o de los lácteos; en este sentido, en la alimentación vegana es más complejo conseguir ese aporte pues no se consumen derivados de animales, como el huevo, la leche, los quesos o el yogurth.

Por ello, esta receta para la comida es una excelente opción para quienes buscan mantener esa cantidad, ya que los garbanzos, leguminosas nativas del Mediterráneo, tienen un importante porcentaje de proteínas de alto valor biológico y tienen un gran aporte de fibra, por lo que además de nutritivos son ideales para mantener la salud de nuestro sistema digestivo.

Preparar esta receta es muy fácil y lleva poco tiempo, aunque se debe tener en cuenta que los garbanzos se dejan reposar en agua para evitar que, como otras legumbres, produzcan flatulencias y su cocción sea más rápida. ¡Disfruta esta deliciosa comida vegana y no olvides mantener siempre una ingesta constante de frutas y verduras!

Albóndigas veganas y ensalada fresca

Ingredientes:

500 gramos de garbanzos

4 zanahorias

2 pepinos

3 ramitas de eneldo

200 gramos de espinacas baby

100 gramos de arroz hervido

100 gramos de elotitos tiernos

1 cebolla morada

3 dientes de ajo

1 ramita de cebollín

100 gramos de harina

1 cucharada de perejil picado

Media cucharadita de comino

Media cucharadita de pimienta negra molida

Pan molido

Aceite de oliva

Sal

Primero lava y pela toda la verdura, ralla la zanahoria (separa dos en un recipiente y dos en otro) y el pepino, pica finamente el cebollín, la cebolla (media cebolla en un recipiente a parte), el perejil, reserva todo por separado. Para preparar los garbanzos es recomendable ponerlos a remojar de preferencia una noche antes para que queden bien reblandecidos, si no te es posible ponlos al menos dos o tres horas en agua tibia, luego escúrrelos y colócalos en una olla a fuego alto (puede ser exprés) con suficiente agua, una cucharada de sal hasta que queden tiernos, después retira del fuego y deja que se escurran hasta que estén bien secos o ayúdate con papel de cocina.

En un recipiente hondo coloca los garbanzos secos y aplástalos hasta formar una pasta, añade dos zanahorias ralladas, el perejil, los tres ajos, media cebolla, el cebollín, el comino y la pimienta, mezcla bien, agrega la mitad de harina, vuelve a mezclar para que todo se integre, agrega más harina de ser necesario, todo debe complementarse como una masa homogénea y manejable.

Cuando logres esa consistencia, humedece tu mano y toma una porción de masa y forma tu albóndiga, después pásala por el pan molido y en un sartén caliente con suficiente aceite deja que se fría, cuando esté listo reserva en un papel de cocina para que escurra la grasa. Mientras se escurren en un recipiente hondo coloca las otras dos zanahorias y los dos pepinos rallados, las hojas de espinacas, la cebolla morada al gusto, los elotitos tiernos y mezcla para incorporar todo.

Para servir coloca una porción de arroz blanco hervido, enseguida agrega tu ensalada con verduras ralladas, añade unas ramitas de eneldo, coloca las albóndigas, un chorrito de aceite de oliva y una pizca de sal. Disfruta esta deliciosa receta vegana con una agua fresca de mango y piña o de perejil con limón.

 

Otras Noticias