Receta

Recetas con pollo: Prepara unas ricas pechugas en salsa de queso

El pollo tiene grandes beneficios para la salud, por lo que presentado en esta receta te hará disfrutar de sus nutrientes de una forma deliciosa
jueves, 25 de junio de 2020 · 12:45

El pollo es una de las carnes más fáciles de digerir por nuestro organismo y se aconseja su consumo en varias dietas, ya que no sólo es una carne magra, sino que también contiene muy pocas calorías y es una excelente fuente de proteínas. Por otra parte, resulta una opción viable para muchas familias, ya que no es tan costosa como el pescado o las carnes rojas, aunado a que hay muchas recetas para prepararlo.

Si bien es recomendable consumir mayor cantidad de vegetales en la dieta regular, es bueno consumir pequeñas porciones de carne. Y es que además del gran aporte de aminoácidos y proteínas vitales para el desarrollo del cuerpo y fortalecimiento de músculos y evitar la pérdida ósea, el pollo contiene vitaminas A, B6, B12 (niacina, tiamina y rivoflabina). Entre sus minerales contiene fósforo, esencial para nutrir dientes y huesos, así como riñones e hígado.

También es una fuente importante de retinol, alfa y beta-caroteno, licopeno, que junto a los derivados de la vitamina A contribuyen a una buena salud visual; y es baja en sodio, por lo que es benéfica por personas con hipertensión; mientras que al ser de fácil digestión, también se recomienda para quienes presentan problemas digestivos. Esta receta incluye una salsa de queso para darle un sabor extra y presentarlo en una forma distinta.

Pechugas en salsa de queso

Ingredientes:

Una pechuga de pollo en filetes (o puedes prepararlo en cubos o trozos grandes, como prefieras presentarlo)

200 gramos de queso manchego rallado

1 cebolla mediana

3 dientes de ajo

250 gramos de crema de leche o nata para cocinar

1 cucharada de perejil picado o cebollín picado

50 mililitros de aceite de oliva virgen

Sal y pimienta

Pon un sartén grande con un chorrito de aceite de oliva y coloca tus filetes de pollo con sal y pimienta al gusto por alrededor de dos minutos para sellarlo y retira del fuego, reserva. Después pela y pica finamente la cebolla y los ajos; utiliza el mismo sartén donde sellaste el pollo agrega un poco de aceite y sofríe la cebolla y los ajos hasta que se hayan dorado y ablandado, agrega la crema de leche y cocina por tres minutos.

Cuando pase ese tiempo agrega el queso manchego, de preferencia rallado para que sea más fácil que se integre, y mezcla hasta que se derrita y tengas una salsa homogénea. Cuando se vuelva más espesa, coloca el pollo y deja que se cocine con el sartén tapado a fuego lento por unos seis minutos para que se termine de cocinar el pollo. Antes de servirlo, prueba la salsa y si lo prefieres, añade sal y pimienta a tu gusto. Puedes emplatarlo con un poco de perejil o cebollín finamente picado encima.

 

Otras Noticias