Desayuno

Desayuno mexicano: Prepara unas entomatadas y atole de avena

Este desayuno mexicano te llenará de energía, proteína y nutrientes necesarios para comenzar el día, además de que se prepara fácilmente
martes, 16 de junio de 2020 · 09:00

Los desayunos mexicanos no sólo son deliciosos, sino también nutritivos y para muestra un botón, entre sus componentes casi siempre se encuentran el maíz, el chile y el huevo, compuestos básicos para llenarnos de energía por las mañanas. El maíz es una planta domesticada en México, la base de nuestra cultura y sobre la cual se sustentan gran variedad de platillos desde nuestros orígenes prehispánicos.

El maíz es una fuente importante de antioxidantes, los cuales previenen la formación de radicales libres por lo que se considera un alimento que ayuda a combatir las enfermedades cancerígenas, además de contener vitaminas A (que ayuda a la vista y a la piel), B y E, así como un sinnúmero de minerales como el cobre, el hierro (que previene contra la anemia), el magnesio (ayuda a mantener sano el corazón) y el fósforo (que protege a los huesos).

Por otra parte, el jitomate, del cual hemos hablado en otros artículos, tiene su origen en Sudamérica, aunque fue domesticado en nuestro país; sus nutrientes incluyen minerales como el calcio (indispensable para los huesos), fósforo, potasio (el cual ayuda a la función de los nervios)  y sodio y las vitaminas que contiene son A, B1 (fundamental para el crecimiento), B2, y C (que contribuye a reparar los tejidos).

En esta receta integramos un alimento importante por sus nutrientes, el amaranto, el cual pudo haber sido usado como alimento de alto rendimiento por los mayas. Entre sus beneficios se enumera una importante fuente de proteína, previene la anemia, además de fortalecer y prevenir la desmineralización de los huesos, previniendo la osteoporosis; su coenzima (HMG-CoA) ayuda a disminuir las concentraciones de triglicéridos y de colesterol.

Entomatadas y atole de amaranto

Esta sencilla receta requiere de muy poco y su preparación te llevará alrededor de 20 minutos. Te recomendamos comenzar por el atole para que dejes calentando la mezcla mientras preparas tus enchiladas. Necesitas lo siguiente:

Para el atole

Dos y media tazas de semillas de amaranto natural

Dos litros de leche

Una raja de canela

Una taza de azúcar

Licúa el amaranto y medio litro de leche hasta que estén bien integrados, en tanto calienta en una olla grande el resto de la leche junto con la canela y una vez que empiece a hervir vacía el amaranto licuado y menea al inicio y de vez en cuando para que no se pegue. Una vez que hierva deja que se cueza por otros diez minutos sin dejar de menear, agrega el azúcar y nuevamente mezcla. Cuando haya pasado ese tiempo retira la olla del fuego y deja que se enfríe un poco antes de servir.

Para las entomatadas

Cuatro jitomates grandes

Un diente de ajo

Un cuarto de cebolla blanco picada en cuadritos

Sal para sazonar

Tortillas de maíz

Queso fresco como

Cilantro

Aceite vegetal o de oliva

Coloca los jitomates ya lavados y el ajo en una olla pequeña y cúbrelos con agua, luego ponla en el fuego alto y déjalos cocer hasta que estén blandos. Mientras puedes lavar el cilantro, luego picarlo finamente en cubitos igual que la cebolla y reservar, desmorona el queso y reserva. Cuando los jitomates estén cocidos licúalos con un trocito de cebolla hasta tener una salsa homogénea. En un sartén coloca un poco de aceite y deja que se caliente bien, luego agrega la salsa y deja que hierva hasta conseguir un rojo más concentrado, sofríe tus tortillas y pásalas por la salsa de jitomate sin sumergirlas por mucho tiempo. Sirve las tortillas dobladas y pon encima el queso, el cilantro y la cebolla.

 

Otras Noticias