Desayuno mexicano

Aprende a preparar de forma sencilla el pozole rojo para el desayuno

El pozole es uno de los platillos más populares mexicanos que se puede preparar de forma muy sencilla
viernes, 4 de diciembre de 2020 · 23:00

El pozole es uno de los platillos tradicionales mexicanos que están presentes dentro de la gastronomía mexicana, en especial durante las fiestas patrias o en cualquier otro evento de importancia. Su nombre es de origen náhuatl y significa ‘espuma’, ya que era elaborado con granos de maíz especial, los cuales se abrían en forma de flor dando la apariencia de la espuma. 

Sus primeras preparaciones eran hechas con carne humana, como una ofrenda gastronómica que se le otorgaba al dios Xipe Tótec y el cual era servido con el muslo de un prisionero sacrificado. A la llegada de los españoles, esta preparación les pareció muy agresiva, por lo que propusieron que se hiciera con otros productos como la carne de cerdo en reemplazo de la carne humana. 

A la fecha, el pozole puede prepararse de diversas formas, la que incluye el vegetariano que es elaborado con setas. Ahora que si quieres disfrutar del sabor de un buen pozole para el desayuno, aquí te dejamos la receta del pozole rojo para que lo prepares en casa. Recuerda que esta plato es una preparación sencilla, pero que al mismo tiempo requiere de un buen esfuerzo y sobre todo mucha paciencia. 

Pozole rojo

Ingredientes: 

Para el pozole

  • 1 kilo de maíz pozolero precocido
  • 1/2 kilo de carne de cerdo al gusto
  • 4 dientes de ajo pelados
  • 1 cebolla pequeña
  • 4 litros de agua
  • 4 chiles anchos sin semillas
  • 2 chiles guajillos sin semillas 
  • Sal al gusto

Para acompañar

  • 8 rábanos en rodajas
  • 6 limones partidos por la mitad
  • 1/2 taza de orégano molido
  • 1/2 taza de chile piquín
  • 1 paquete de tostadas 
  • 1 lechuga lavada, picada y desinfectada

Preparación: 

En una olla grande, coloca los cuatro litros de agua y deja en el fuego hasta que comience a hervir. Una vez que suelte el primer hervor, añade el maíz junto con los ajos y la cebolla (partida en cuartos). Baja la flama del fuego y deja cocinar hasta que el maíz comience a abrirse (florear). Añade un poco de sal al gusto. 

Añade la carne (cortada en trozos) a la olla con el maíz del pozole y deja seguir la cocción a fuego medio hasta que la carne esté bien cocida. De ser necesario, agrega más agua para que todo se termine de cocinar. Rectifica la sazón y de ser necesario agrega un poco más de sal. 

Mientras tanto, coloca los chiles en agua tibia para que se comiencen a remojar por unos 10 minutos. Pasado el tiempo, agrega los chiles a la licuadora y licúalos con media taza de agua (de preferencia en la que se remojaron). Debes obtener una salsa espesa. Cuela la salsa sobre la olla con el pozole y deja cocinar por 20 minutos más a fuego medio. 

Sirve el pozole en platos hondos y decora con rábanos y lechuga. Agrega limón, chile piquín, orégano y tostadas al gusto. Disfruta. 

 

Otras Noticias