Desayuno mexicano

Cuajitos, así puedes preparar esta receta del norte de forma sencilla para el desayuno

El norte del país se caracteriza por sus grandes preparaciones con carne, por lo que este platillo es uno de los favoritos
jueves, 10 de diciembre de 2020 · 23:00

El norte del país se ha caracterizado por sus deliciosas preparaciones con carne, ya que justo el clima de esta parte del país permite el buen desarrollo de la ganadería, de ahí que sus principales platillos estén hechos con estos productos. El cabrito, por ejemplo es una muestra de las mejores preparaciones que se pueden encontrar en la zona, así como los afamados cuajitos que comienzan a cobrar relevancia en todo el país. 

Su nombre tal vez sea un poco extraño si nunca antes habías oído hablar de este preparación, sin embargo, se trata de trozos de carne en un caldo que se puede acompañar con frijoles, arroz y por supuesto un par de tortillas calientes. Los cuajitos son una receta típica de Cadereyta en el estado de Nuevo León, la cual llegó al país a través de los españoles, pero con el paso del tiempo logró mejorarse hasta llegar a lo que conocemos como ahora. 

Si quieres disfrutar de esta delicia del norte, aquí te dejamos la receta de los cuajitos para que los prepares en casa y los compartas con quien quieras. Debes tomar en cuenta que esta preparación requiere de paciencia, ya que necesita de un par de horas para estar lista, pero eso no quiere decir que sea una receta complicada, por el contrario es muy sencilla de hacer. 

Cuajitos

Ingredientes: 

2 kilos de carne de res grasosa

1/4 de chiles verdes picados

1/4 de jitomate en cubos

3 dientes de ajo picados

2 cebollas picadas finamente

1 pizca de comino

1/2 cucharada de orégano

Sal y pimienta al gusto

Preparación: 

Lava muy bien la carne y córtala en trozos pequeños, como para un bocado cada uno. Coloca la carne en una olla amplia, de preferencia de barro y cubre con suficiente agua. Agrega todos los ingredientes restantes y añade un poco de sal al gusto. Deja cocinar a fuego alto hasta lograr el hervor. 

Baja la flama al mínimo y deja seguir la cocción hasta que la carne esté muy suave y el caldo se haya tornado ligeramente espeso. Esta cocción puede tomar un par de horas, así que tendrás que tener mucha paciencia.

 

Otras Noticias