Desayuno mexicano

Prepara unos riquísimos tamales de chipilín para el desayuno

Los tamales de chipilín son un desayuno típico de la zona sur de México y su sabor ¡te encantará!
lunes, 16 de noviembre de 2020 · 23:00

Si no has probado los tamales de chipilín, no te puedes perder esta receta para un delicioso desayuno. El chipilín es una planta originaria de Centroamérica que tiene un sabor muy concentrado y especial, por lo que se utiliza mucho en la gastronomía mexicana, especialmente de las regiones del sur del país. Esta planta no sólo resulta deliciosa, sino también nutritiva, por lo que incluso tiene usos medicinales.

Entre sus tantos beneficios, el chipilín es conocido por su alto contenido de hierro, calcio y betacarotenos, ideales para la salud de los huesos, para prevenir la anemia y reducir los niveles de colesterol malo (LDL) en la sangre. De igual manera, contiene vitaminas del grupo B como la tiaminina (B1) y la rivoflavina (B2), además de ácido ascórbico o vitamina C, por lo que es excelente para el sistema inmune.

Gracias a estas propiedades, las células logran convertir los carbohidratos en energía y tener un buen funcionamiento; asimismo, su consumo regular ayuda a reducir el estrés, promover el crecimiento y reparación de los tejidos, hormonas y anticuerpos, además de ser una fuente de proteína vegetal. En verdad no te arrepentirás de preparar esta rica receta en casa y de disfrutarla por la mañana.

Tamal de chipilín

Ingredientes:

  • 1 kilo de masa de maíz
  • 1 manojo de hojas chipillín
  • 160 gramos de manteca de cerdo
  • 150 gramos de pollo deshebrado
  • Hojas de plátano
  • 2 jitomates
  • 1/2 cebolla mediana
  • Sal

Limpia muy bien las hojas de plátano y córtales en cuadros de aproximadamente 30 x 30 centímetros, luego pásalas por el fuego en la estufa y deja que cambien de color, esto es indicativo para saber que se han cocido y por lo tanto reblandecido, reserva. Lava muy bien todos los vegetales, incluidas las hojas de chipilín, las cuales deberás desprender del tallo, reserva todo.

Corta los jitomates en trozos y colócalos en la licuadora, junto con la cebolla, un poco de agua y 1/2 cucharadita de sal, licúa hasta obtener una mezcla homogénea, luego pásala a una ollita a fuego medio y deja ahí hasta que se cueza, luego reserva.

En un tazón grande coloca la masa de maíz, añade un poco de agua y un puñito de sal, comienza a amasar con las manos, luego agrega la manteca de cerdo y sigue amasando, la textura es suave, espesa y muy levemente líquida, es decir, no es la textura de otras masas más espesas. Finalmente añade las hojas de chipilín y vuelve a revolver hasta integrarlas a la masa.

Toma una hoja de plátano y coloca una cucharada grande de la masa sobre la superficie, úntala a lo largo, si lo necesitas, ocupa dos hojas para que no se salga el contenido, luego agrega pollo suficiente y una cucharada del jitomate ya sazonado. Cierra la hoja de plátano envolviendo con un doblez a la mitad, luego regresa las hojas en vertical, da otro doblez por uno de los extremos abiertos y finalmente el otro.

Acomoda los tamales en una vaporera, al final coloca las hojas que te hayan sobrado encima y tapa, deja que se cuezan por alrededor de 1 hora, revisa que esté bien cocida la masa y sirve calientitos.

 

Otras Noticias