Desayuno mexicano

Enchiladas sonorenses, una receta del norte perfecta para el desayuno

Comienza el fin de semana con una preparación sencilla ideal para comenzar el día
viernes, 13 de noviembre de 2020 · 23:00

La comida del norte siempre tienen una nueva forma de sorprendernos, ya que existen preparaciones muy sencillas que podemos hacer en casa en muy poco tiempo y sobre todo con muy pocos ingredientes. Las enchiladas son un platillo muy popular en todo el país, del que podemos encontrar una gran variedad de formas y rellenos para acompañar esta receta que casi siempre nos sirve como desayuno, sobre todo por lo fácil de hacer.

En su caso, las enchiladas sonorenses llevan su nombre por la salsa que se les agrega encima, pero en realidad se trata de una especie de gordita de maíz, rellena de queso fresco y puré de papa. Esta receta como su nombre lo indica, es típica del estado de Sonora, en donde la podemos disfrutar en cualquier restaurante que visites en el lugar. Si quieres aprender a prepararlas en casa y disfrutar de su sabor, aquí te dejamos la receta de las enchiladas sonorenses para que las disfrutes con quien quieras. 

Enchiladas sonorenses

Ingredientes: 

1/2 kilo de masa de maíz

1 taza de papa cocida

1 taza de queso fresco

1/2 lechuga picada

1/2 cebolla finamente picada

12 chiles coloradas

1/4 de cebolla

1 cucharada de consomé de pollo

2 dientes de ajo pelados

1 litro de agua

Preparación: 

Con la taza de papas cocidas, presiona con un tenedor hasta hacer un puré. En un tazón vierte la masa de maíz junto con el puré de papa y el queso fresco. Mezcla muy bien hasta obtener una masa homogénea, de ser necesario, agrega un chorrito de agua para hacer la masa más manejable. 

Divide la masa en porciones pequeñas y haz con ellas pequeñas gorditas no muy gruesas. Estas gorditas pueden ser un poco más grandes, esto dependerá de tus gustos. En una sartén agrega media taza de aceite vegetal y deja calentar por unos 3 minutos a fuego medio, enseguida fríe las gorditas unos 2 minutos de cada lado o hasta que se vean bien doradas. Repite hasta terminar con todas las gorditas que hiciste con la masa. Escurre para eliminar el exceso de aceite. 

Mientras tanto, retira las semillas, las venas y los tallos de los chiles y deja hidratar en agua caliente por unos 10 minutos. Pasado el tiempo, coloca los chiles en la licuadora junto con el pedazo de cebolla, ajos, consomé de pollo, una pizca de sal y el agua. Licúa por unos 2 minutos hasta obtener una salsa espesa. 

En una olla, cuela la salsa que hiciste previamente. Comprueba el sabor y de ser necesario agrega un poco más de sal. Deja hervir a fuego medio por unos 10 minutos. Retira del fuego y reserva. 

En un plato, coloca una de las gorditas que hiciste así como una capa de lechuga y cebolla. Encima coloca una segunda gordita y baña con la salsa que hiciste, puede colocar una segunda cama de lechuga y más queso. Incluso las puedes servir de forma individual si así lo prefieres. Disfruta con tu bebida favorita. 

 

Otras Noticias