Cena saludable

Pizza de quinoa, la opción saludable y deliciosa que necesitabas para la cena

Si llevas una dieta balanceada o eres intolerante al gluten, esta receta es justo lo que estabas buscando
viernes, 30 de octubre de 2020 · 19:15

La pizza es uno de los alimentos consentidos por muchos de nosotros, sin embargo, al intentar llevar una dieta mucho más balanceada, esta es una de las preparaciones que se evitan con mayor frecuencia, pero existen algunas variaciones que te pueden ayudar a seguir disfrutando de su sabor. La pizza de quinoa, es una muy buena opción si quieres seguir consumiendo estos alimentos o si llevas una vida libre de gluten o simplemente estás buscando una opción mucho más saludable que te permita tener una cena sin culpas. 

Al ser un alimento que balancea las proteínas, grasas y carbohidratos, la quinoa es considerada como un superalimento, ya que es perfecta para regular el peso, contiene una gran cantidad de fibra, mejora el tránsito intestinal, tiene propiedades antioxidantes, controla los niveles de colesterol en la sangre, reduce la presión arterial y funciona como un relajante natural. Como ya es fin de semana y seguro estás buscando una cena ligera pero deliciosa, en GastroLab te compartimos la receta de la pizza de quinoa para que la prepares y disfrutes en casa sin ningún remordimiento. 

Pizza de quinoa

Ingredientes: 

3/4 de taza de quinoa 

1/4 de taza de agua

1 diente de ajo picado

1/2 cucharadita de sal

1 cucharada de albahaca seca

1 cucharita de orégano seco

1/2 cucharita de romero seco

2 taza de salsa de tomate

3 tazas de queso mozzarella

20 hojas de albahaca fresca

20 tomates cherry en mitades

Preparación: 

En una olla, pon a calentar 2 tazas de agua a fuego medio hasta que hiervan. Retira del fuego y añade la quinoa cruda, deja reposar por unos 30 minutos. Pasado el tiempo, escurre la quinoa y lava con agua limpia. Escurre bien y reserva. 

En la licuadora, vierte la quinoa junto con el 1/4 de taza de agua, así como el ajo, la albahaca, orégano, romero y si lo prefieres un toque de pimienta. Licúa por unos 2 minutos o hasta lograr una mezcla de consistencia lisa con todos los ingredientes bien mezclados entre sí. 

Coloca en una sartén un poquito de aceite, procurando que este cubra toda la superficie de la misma y que no tenga un exceso de grasa. Deja calentar por un par de minutos y vierte la mitad de la preparación que hiciste en la licuadora. Deja cocinar la mezcla por unos 6 minutos a fuego bajo y voltea la preparación para cocinar por otros 6 minutos más. Repite este paso para terminar con toda la mezcla. 

Precalienta el horno a 180ºC. 

Coloca las bases en charolas para pizza y cubre con la salsa de tomate por toda la superficie, después coloca en partes iguales los tomates cherry, así como las hojas de albahaca frescas, previamente lavadas y desinfectadas. Termina colocando en queso mozzarella por toda la superficie de ambas pizzas. Mete al horno por unos 10 minutos o hasta que el queso se haya derretido por completo y se vea ligeramente dorado. Retira del horno, corta en piezas y disfruta de inmediato.