Panadería

Como de película, aprende a preparar estos esponjosos y deliciosos beignets

Prepara estos deliciosos bollos fritos cuyo sabor le pondrá el toque dulce a tu tarde.
viernes, 1 de julio de 2022 · 16:16

A lo largo del mundo del cine y las series, hemos sido testigos de deliciosos platillos y suculentas creaciones, pues el mundo de la gastronomía no es ajena al séptimo arte, y entre los increíbles platos qué nos han impresionado en las películas, encuentran los beignets de Tiana, que podemos ver en la película de Disney: La princesa y el Sapo, si quieres aprender a preparar estos deliciosos postres te enseñaremos cómo hacerlos. 

Los beignets consisten en una masa frita y esponjosa, también pueden elaborarse bañando alguna fruta en masa que después será frita para darle ese toque especial. Este plato es de origen francés y con el paso del tiempo se fue haciendo famoso en varios países dónde se conocen con otros nombres o apareciendo incluso otras variedades igual de deliciosas. 

Beignets

Ingredientes

  • 1 1/2 tazas de Agua
  • 4 cucharadas de Azúcar
  • 11 gramos de Levadura instantánea
  • 6 tazas de Harina
  • 1 taza de Azúcar
  • 1 taza de Leche
  • 100 gramos de Mantequilla
  • 2 Huevos
  • Esencia de vainilla
  • Aceite vegetal 
  • Azúcar glass

Preparar los beignets es bastante fácil, lo primero que debes hacer es mezclar la levadura con las cucharadas de azúcar y el agua hasta formar una pasta uniforme chiquilla, reserva en un lugar tibio y deja que se active. Por otra parte haz una fuente con tu harina, agrega el resto del azúcar, la leche, el huevo, la esencia de vainilla y la mantequilla, mezcla todos los ingredientes e incorpora tu levadura activada, después amasa todo por 10 minutos aproximadamente tendrás una masa uniforme, elástica y lisa. 

Puedes acompañar los beignets con la clásica azúcar glass o cualquier salsa dulce que te guste. Foto: Pixabay

Dejar reposar tu masa hasta que doble su volumen, después desgasifícala y extiende la sobre tu mesa hasta que obtengas 1 centímetro de grosor, forma un rectángulo y córtalo en rectángulos más pequeños del tamaño que quieras tus beignets, déjalos que vuelvan a doblar su volumen y después fríelos en suficiente aceite para cubrirlos, hasta que estén ligeramente dorados, retira el exceso de grasa con un papel absorbente y después espolvorea con azúcar glass