Postres sin azúcar

¡Como tocar algodón! Prepara este esponjoso cheesecake japonés SIN AZÚCAR

Tú también puedes lograr un cheesecake japonés sin azúcar muy esponjoso y con un excelente sabor, checa esta receta
miércoles, 25 de mayo de 2022 · 18:28

Uno de los ingredientes base del cheesecake japonés es el azúcar, así que seguramente has pensado que si estás a dieta o padeces de alguna enfermedad como diabetes en la que debes controlar tu consumo de azúcares, no podrás probar esta delicia. Afortunadamente para la mayoría, actualmente existen muchas opciones para sustituir el azúcar y hacer preparaciones dulces que impliquen utilizar calor, como esta rica receta.

Si no nos crees, queremos compartir contigo una receta para hacer un rico cheesecake japonés sin azúcar que te va a sorprender, porque darle una mordida o tocar lo esponjoso que queda con tus manos, es como si estuvieras probando o tocando un pedacito de algodón, suave y súper esponjoso como el tradicional cheesecake japonés. Y es que el secreto está en ser exactos con las medidas, cuidar la temperatura que te anotamos y ser muy cuidados al mezclar.

Como tip, es importante que al batir las claras estén en el refrigerador, pues si están fría es más rápido conseguir la consistencia de punto de nieve que buscamos, lo que es fundamental en esta receta porque ese aire es el que nos ayudará a tener un cheesecake bien esponjoso. Cuando integres claras con yemas, es importante hacerlo con movimientos envolventes y suaves, además de cuidar que ambas estén en la misma temperatura, el resultado ¡te va a sorprender y a enamorar!

Cheesecake japonés sin azúcar

Ingredientes:

  • 20 gramos de harina de avena
  • 20 gramos de fécula de maíz
  • 200 mL de leche de almendras sin azúcar
  • 200 gramos de queso ricotta
  • 4 huevos
  • 10 cucharadas de xilitol
  • 10 mL de stevia líquida
  • 1 limón

Procedimiento:

1. Sirve en un bowl el queso ricotta (si quieres algo más bajo en grasas puedes usar requesón, pero asegúrate que no tenga sal o azúcar), bate hasta obtener una consistencia cremosa.

2. Agrega la leche de almendras sin azúcar poco a poco hasta integrar por completo.

3. Separa las claras de los huevos a temperatura ambiente, y agrega una a una las yemas en la mezcla, mientras las vas integrando.

4. Cierne la harina de avena (hojuelas molidas) y la fécula de maíz sobre la mezcla, revuelve para integrar.

5. Agrega la stevia líquida mezcla bien para integrar y pasa la mezcla por un colador para obtener un mejor resultado.

6. Añade el jugo del limón (sin huesitos), revuelve nuevamente para integrar todo.

7. Bate las claras frías a punto de nieve, haciéndolo a velocidad mínima y añadiendo en tres partes el xilitol, hasta obtener picos en la mezcla.

8. Añade poco a poco las claras batidas a la mezcla de harina con movimientos envolventes y muy suaves para evitar sacar el aire que lograste meter al batirlas.

9. Precalienta el horno a 180 grados C por 15 minutos, mientras engrasa tu molde (de unos 16 centímetros de diámetro y de preferencia que sea desmontable) y colócale papel encerado (un círculo al fondo y luego un trozo grande en las paredes. Luego forra la base del molde con papel aluminio.

10. Coloca una charola con agua hirviendo y coloca en ella el molde con la masa para dejarlo en baño María. Mete al horno y deja por aproximadamente 50 minutos a 140 grados C y luego 15 minutos a 180 grados C para dorar la capa de arriba.

11. Si sientes que se está cocinando muy rápido, haz una prueba de palillo después de 35 minutos para evitar que se baje el cheesecake, pero cuando el palillo salga limpio, apaga el horno, déjalo cerrado con el cheesecake dentro por 10 minutos más.

12. Pasado este tiempo, retira y desmolda con cuidado, y ¡a disfrutar de este rico cheesecake japonés!