Repostería

Receta del glaseado de chocolate perfecto para cubrir postres y pasteles

Este glaseado de chocolate dejará tus postres brillando como si se trata de un delicioso y refinado espejo.
miércoles, 18 de mayo de 2022 · 13:24

¿Alguna vez has visto esos deliciosos postres que brillan como espejo y tienen un acabado casi perfecto que suelen salir en revistas y programas de televisión? este efecto se le conoce como glaseado espejo y es un acabado que puedes lograr fácilmente en tu casa, esta vez te enseñaremos a hacer un glaseado de chocolate sencillo y rápido que puedes aplicar a tus postres y pasteles.

La clave para que quede con una textura perfecta está en el modo de preparación y en la textura que tendrá tu postre al que le aplicarás este efecto. El glaseado se suele aplicar sobre mousses o cremas perfectamente lisas y y frías, ya que el glaseado se vierte ligeramente tibio, colocarlo así sobre este tipo de ingredientes puede derretirlos fácilmente así que lo mejor es aplicarlo a tus pasteles o mousses ya que hayan paso algunos minutos en congelación.

Glaseado de chocolate

Ingredientes

  • 16 gramos de Grenetina
  • 80 gramos de Agua fría
  • 150 gramos de Cocoa
  • 350 gramos de Azúcar
  • 180 gramos de Crema para batir
  • 200 mililitros de Agua

Este glaseado es muy sencillo de preparar, primero mezcla la grenetina con el agua fría para hidratarla, mezcla muy bien y deja que esponje. Por otro lado deberás llevar el agua, la crema para batir, la cocoa y el azúcar a un cazo u olla pequeña, coloca a fuego medio y cuando todo esté bien integrado agrega tu grenetina, lo mejor es que la disuelva en el microondas antes para que se integre bien, una vez revueltos todos los ingredientes, retira del fuego y reserva

El glaseado debe de estar bien integrado y sin burbujas. Foto: Pixabay

El siguiente paso es esencial para evitar que tu glaseado tenga burbujas de aire o algún ingrediente aún sin integra, deberás colocarlo en una jarra o vaso alto y tendrás que utilizar una batidora de inmersión para licuar tu mezcla por varios minutos, con esto te aseguras que las burbujas de aire que hay en el fondo subieran a la superficie y que todos los ingredientes se integran de manera correcta, una vez listo y ligeramente tibio, puedes verter sobre tu postre o pastel que deberá estar colocado sobre una rejilla, el excedente puedes recogerlo y derretirlo en el microondas para usarlo de nuevo.