Snacks

Así puedes hacer en casa tus propias barras de amaranto, deliciosas y nutritivas

Las barritas de amaranto, al igual que las de cualquier otro cereal no son muy grandes y pueden caber en tu mochila
jueves, 7 de abril de 2022 · 09:12

La vida cotidiana siempre nos trae corriendo. Sea de arriba para abajo o de un lado a otro, pero el chiste es que definitivamente cada vez nos queda menos tiempo para cocinar, desayunar o comer. Por esa razón, lo normal es que sucumbamos a formas más prácticas de alimentarnos, como pueden ser los refrigerios o snacks, que nos nutren, sin quitarnos tanto tiempo al momento que los comemos. 

Sabemos que es difícil encontrar desayuno o snack rápido y saludable, pero lo creas o no, esto es posible, al menos cuando te refugias en los cereales, que normalmente tienen mucho que aportarle a tu cuerpo, gracias a todos sus nutrientes, que albergan gran cantidad de vitaminas, minerales y mucha fibra. Por esta razón, tiene sentido que los alojemos en nuestra primera comida o incluso el almuerzo o alguna colación. 

Un snack o refrigerio es un tipo de alimento que generalmente se utiliza para satisfacer temporalmente el hambre, proporcionar una mínima cantidad de energía para el cuerpo o simplemente por gusto. Si eres primerizo en comer bien, probablemente esto te suene desconocido, pero si ya tienes algunos ayeres siguiendo dietas o regímenes alimenticios, seguramente te imaginas de qué va este tipo de comida, pues puede ser una fruta, una barrita energética o un puñado de frutos secos

¿Qué beneficios tiene el amaranto?

Hoy decidimos compartir contigo la receta para hacer una sabrosa, práctica y nutritiva barrita de amaranto. Este alimento te puede servir de botana, refrigerio o incluso postre, gracias a que la puedes llevar a donde vayas sin miedo a que se derrame, se enfríe y ya no sepa igual o hasta se rompa. La buena noticia de este tipo de comida puede ser de bolsillo o disfrutarse en calma, eso no importa. 

Además, el amaranto es un cereal sumamente completo y nutritivo, que tiene un alto contenido de minerales como el hierro, potasio, calcio (más que la leche) y fósforo. Además contiene aminoácidos esenciales y es rico en vitaminas, como la A, B, C, B1, B2,B3, D y K. Es una importante fuente de fibra y gracias a ello ayuda a la digestión, disminuye la presión arterial y ayuda a cuidar los huesos.

Las barritas de amaranto, al igual que las de cualquier otro cereal no son muy grandes y pueden caber en tu mochila o bolsa para cuando tengas poco tiempo de desayunar. Son una gran opción, porque gracias a sus 371 kilocalorías, te pueden dar una buena cantidad de energía, gracias a los carbohidratos de lenta absorción que también contiene al igual que la avena. Además, promueve la producción de serotonina y dopamina en el cuerpo, dos neurotransmisores relacionados con el estado de ánimo. (Quizá por eso se les conoce como alegrías)

Ingredientes

  • 200 gr de amaranto
  • ½ kg de piloncillo o panela
  • ½ taza de miel
  • 2 cucharadas de agua

¿Cómo se prepara?

  1. Pon a calentar a fuego medio una sartén y tuesta el amaranto durante 5 minutos aproximadamente hasta que se encuentre ligeramente tostado. Reserva.
  2. En una cacerola mezcla la miel, el agua y el piloncillo para seguidamente ponerlo a calentar a fuego medio-bajo durante 10 minutos. Remueve constantemente hasta que tenga textura de caramelo y retiras del fuego.
  3. Mezcla el amaranto tostado con el caramelo que acabas de hacer hasta conseguir una pasta densa y a continuación, introduce la mezcla en un molde previamente forrado con papel encerado o papel de aluminio.
  4. Presiona con la mano o con un rodillo de cocina para que quede lo más compacto y plano posible. Deja que se enfríe durante 60 minutos aproximadamente hasta que la mezcla quede firme y desmolda.