Postres fríos

Aprende a preparar pastelitos imposible individuales, con esta receta FÁCIL

El tamaño de este postre es justo como el de un cupcake, ideal para "pecados pequeños"
martes, 5 de abril de 2022 · 13:23

No hay nada mejor que los postres y aunque siempre es buen momento para disfrutar de uno, algunos climas son mejores que otros para cierto tipo de bocadillo. Cuando hace frío, se nos antojan más panes, pasteles o sabores cálidos, que se puedan combinar con ése té de canela, café o chocolatito, pero cuando hace calor, ¡es momento de darle vuelo a la hilacha!, sobre todo, porque es el momento de las gelatinas, helados y demás comida fresca

La verdad es que el calor nos obliga a vivir en el momento, sobre todo a la hora de comer, porque no sabes si la comida te va a aguantar para el día siguiente y en qué condiciones, por lo que lo más recomendable, definitivamente es disfrutarla en el aquí y ahora para que además seas testigo de todo lo que implica degustar un alimento fresco y que en cualquier momento podría dejar de estarlo. 

Sin duda, una de las ventajas de la primavera es que podemos comer varios postres fríos y tener la energía y el horario suficientes para poder quemar esas calorías que tanto nos hacen la vida difícil a la larga, por esa razón es que hoy decidimos compartir contigo una receta para elaborar nada más y nada menos que de uno pastelitos imposibles individuales, para que los compartas con tus amistades o con tu familia. 

¿Por qué se llama pastel imposible?

El pastel imposible es un postre que lo tiene todo: Pan y flan, se llama así, porque sus ingredientes se pueden hornear sin mezclarse. Ahora sí que "juntos, pero no revueltos". De esta manera los lugares se invierten: estando crudo, el pastel está abajo y el flan arriba, y al terminar de hornearse el flan queda abajo y el pastel arriba. Es delicioso, pero nos invita siempre a romper la dieta, por eso es recomendable moderar su consumo. 

Con la receta que hoy te daremos, no tendrás que batallar mucho a la hora de hacerlo, porque esta receta es un poquito más fácil que las anteriores y estamos seguras de que te encantará una vez que lo pruebes. Es exquisito y la verdad es que si no lo has probado al menos una vez en la vida, esta es tu oportunidad, porque nadie debería de ignorar un sabor tan delicioso como este. Así que ¡manos a la obra! 

El tamaño de este postre es justo como el de un cupcake, porque se usan un molde como tal para que queden listos todos al mismo tiempo. Esta receta además la puedes usar cuando tengas fiestas infantiles o reuniones con tus amigas. Lo puedes acompañar ya sea con un té helado, café frío o simplemente con un vaso de leche bien fría y ya verás ¡qué delirio! Esperamos que lo practiques. 

Ingredientes 

Flan

  • 4 huevos
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla 
  • 1/2 lata de leche condensada
  • 130 gramos de azúcar
  • 1/2 taza de leche

Pastel de chocolate

  • 130 gramos de harina común
  • 25 g de cacao en polvo
  • 6 g de polvo para hornear
  • 2 huevos

Caramelo

3/4 de taza de azúcar

¿Cómo se prepara?

  1. En un bowl mezcla los ingredientes para el flan y reserva. 
  2. En otro tazón, mezcla los ingredientes para el pastel de chocolate hasta que se integren bien y que no queden grumos y también reserva. 
  3. En una sartén, pon a caramelizar el azúcar con un poco de agua. Reserva. 
  4. Engrasa previamente un molde para cupcakes y vierte una cucharada de caramelo en cada espacio. Después, agrega en cada lugar, un poco de la mezcla del flan y después, otro poco de la del pastel.
  5. Tapa con papel aluminio y coloca el molde a baño maría. Lleva al horno precalentado a 170°C por 30 minutos. 
  6. Cuando lo retires del horno, dejas que se enfríe primero el molde y después, desmoldas. 
  7. ¡Listo! Si gustas, puedes refrigerar una hora antes de servir. 
  8. ¡Sirve y disfruta!

Otras Noticias