Postres internacionales

Aprende a preparar un rico pan helado japonés con esta receta

Esta receta estamos seguros de que te encantará porque lo tiene todo: Pan, helado, esponjosidad, capacidad de derretirse en nuestra boca
jueves, 31 de marzo de 2022 · 15:29

El límite a la hora de cocinar, definitivamente está en nuestra imaginación. Habemos algunas personas que pensamos que lo horneado no podría combinarse con lo helado, cuando de repente conocemos recetas que nos dicen todo lo contrario, como lo es por ejemplo la que hoy compartiremos contigo, que se trata de un pan relleno de helado. Sí, así como lo lees. Esto es posible y muy a pesar de lo que pudiéramos pensar, es delicioso. 

La receta es tipo japonesa, pues el panecillo tiene forma de bollo. Como sabrás, en el país del sol naciente los panes dulces, por lo regular son rellenos, justo como los dumplings o panes que se cocinan al vapor y francamente conquistan nuestro paladar, como ningún otro postre. El sabor es extraordinario y merece mucho la pena probarlo. Sin embargo, la diferencia del pan al vapor con el postre que hoy compartiremos contigo es que esta sí lleva pan horneado. 

Japón es un país con una gran tradición culinaria, que además se ha abierto paso incluso en la lista de los 50 mejores restaurantes del mundo. Su repostería definitivamente no es algo de menor nivel, pues existen varias delicias que no tienen tanto reflector, pero que aún así son exquisitas y tienen sabores super peculiares. Ahí tenemos por ejemplo al helado frito, al taiyaki, un pastel dulce hecho con una masa similar a la de los bizcochos americanos con harina, huevos, azúcar, leche y mantequilla

¿Cómo se hacen panes helados japoneses?

El resultado de la receta de hoy es exquisito, pues pese a que la mayoría estamos acostumbrados a comer pan caliente o de menos a temperatura ambiente, el toque que le da el refrigerador es exquisito y probarlo en tiempos de calor puede ser un auténtico regalo del universo. Sabemos que suena extraño, pero te aseguramos que su sabor y el resultado no lo es. Es un postre que merece más oportunidad que tu crush o ex tóxico, piénsalo.

La tradición en la repostería es lo que menos importa en el mundo moderno. Todo se puede combinar con todo, siempre que sean elementos compatibles y la verdad es que no siempre se necesita tanta expertiz para elaborar lo que más nos gusta. A veces sólo hace falta paciencia, ingredientes y disposición a equivocarse o a obtener algo diferente de lo que estábamos dispuestos a cocinar. 

Esta receta estamos seguros de que te encantará porque lo tiene todo: Pan, helado, esponjosidad, capacidad de derretirse en nuestra boca y brindarnos además unas sensación de frescura, que nos encanta. La verdad es que esta conjunción que creíamos imposibles, hoy está aquí para regalarte un postre diferente, que seguro querrás repetir, cuando lo pruebes. 

Ingredientes

  • 140 ml de leche
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharadita de levadura seca
  • 200 gramos de harina de trigo
  • 1 cucharadita de sal
  • 300 gms de crema bien fría
  • 3 cucharadas de azúcar

¿Cómo se prepara?

  1. Primero, mezcla la leche, azúcar y levadura. Después agrega la harina, y la sal y revuelve hasta que todo quede homogéneo.
  2. Agrega 1 cucharada de mantequilla y vuelve a remover hasta que se incorpore. 
  3. Una vez tengas tu masa, deja reposar por 20 minutos.
  4. Pasado el tiempo, presiona bien para quitarle el aire a la masa y parte en 6 porciones.
  5. Enrolla los pedazos en forma de bolita y coloca en una bandeja cubierta de papel para hornear. 
  6. Deja reposar por 40 minutos las bolitas cubiertas con papel film hasta que doblen su tamaño.
  7. Tamiza las bolitas con un poco de maicena y hornea en horno precalentado a 190°C por 11 minutos. 
  8. Mezcla 300 gms de crema y algo de azúcar en otro bowl y bate a la velocidad más baja de tu batidora por 2 minutos. 
  9. Saca tus panecillos del horno y hazles un hoyo con un palillo para colocar la crema en su interior con una manga pastelera. 
  10. Refrigera por 2 horas. 
  11. ¡Listo! A disfrutar.