Recetas

Aprende a preparar helado de cheesecake, lo mejor de dos postres en un mismo platillo

Este postre combina el sabor del queso, la fresa y la galleta junto con la frescura y lo delicioso del helado.
sábado, 4 de septiembre de 2021 · 17:27

Si te gusta el helado y te gusta el cheesecake o pay de queso entonces este postre es el ideal para ti ya que combina lo mejor de ambos mundos en un solo postre, que dicho sea de paso, es bastante fácil de preparar y muy sabroso, así que si quieres esta delicia en tu vida, alista los ingredientes necesarios y prepara este sabroso helado de cheescake con trozos de galleta incluidos.

Debes de tener en cuenta que la preparación llevará bastante tiempo, debido a la congelación necesaria para preparar un helado, pero sin contar las horas que pasará tu helado de cheesecake en el congelador, esta receta es bastante fácil y rápida de preparar así que no te llevara mucho tiempo tener todo listo para meter tu helado a congelación y disfrutarlo después.

Helado de cheesecake

Ingredientes

  • 2 tazas de Leche
  • 150 gramos de Leche condensada
  • 100 gramos de Azúcar
  • 2 Yemas de huevo
  • 200 gramos de Queso Crema
  • 1 taza de Fresas
  • 1/4 taza de Azúcar morena
  • 2 tazas de Crema para batir
  • Galletas de vainilla

Comienza agregando el cuarto de taza de azúcar morena a las fresas y déjalo reposar, por otro lado pon a calentar la leche con la leche condensada y el queso además de un poco de esencia de vainilla al gusto, revuelve hasta que todos los ingredientes se integren en una crema uniforme y retira del fuego antes de que comience a hervir, también deberás machacar las galletas hasta obtener trozos pequeños y reservar.

Toma las yemas y bátelas con el azúcar hasta que se tornen pálidas y tomen una textura espuma, agrega un poco de la leche caliente a esta mezcla y revuelve muy bien, vierte tus yemas sobre el resto de la leche y lleva a fuego bajo, cocina sin dejar de mover ni dejar que hierva, hasta que espese. deja que enfríe. mientras tanto lleva la mezcla de fresas y azúcar en una pequeña olla a fuego medio.

Cocina tus fresas hasta que se vuelvan completamente puré, cuela y deja que también se enfríe, una vez que tengas todos los elementos listos, monta muy bien la crema y mezcla de manera envolvente con la mezcla de leche y queso, después en una fuente coloca una capa de helado de queso, coloca una capa de galleta molida y baña con un poco de salsa de fresa, repite hasta que llenes el recipiente y lleva a congelación por 4 horas.