Recetas de pasteles

Así puedes hacer un pastel de yogur esponjoso sin gluten ni harina para cuidar la dieta

Con el postre que te enseñaremos a hacer, no tienes qué preocuparte de nada más que por disfrutar
miércoles, 22 de septiembre de 2021 · 14:01

Estar a dieta puede ser algo tortuoso, sobre todo cuando hace frío, porque se te antoja todo lo que no debes comer, como el chocolate, azúcar, grasas, harinas, etcétera. La verdad es que sí cuesta trabajo, sobre todo en épocas como estas en las que se pone de moda el pan, quizá por el clima, la búsqueda de un apapacho para el paladar o las dos cosas. 

La verdad es que el pretexto siempre es lo de menos, porque tarde o temprano, siempre caemos en la "tentación" aunque estemos a dieta, pero ¡No desistas! Estamos seguros de que todos tus esfuerzos valdrán la pena siempre, porque alcanzarás la figura que tanto deseas y la mejora de tu salud. Pero para eso es importante no desesperarte y ser paciente con el método y los resultados. 

Antes de que armes un drama y empieces a mirar a lontananza, la verdad es que tenemos que decirte que no todo está perdido, pues existe gran cantidad de postres que puedes degustar sin necesidad de caer ni en lo prohibido, pero tampoco en los excesos. Por esa razón hoy queremos compartir contigo una receta para preparar un sabroso pastel de yogur, pero sin gluten ni harina. 

¿Qué es el gluten y por qué algunas personas lo evitan?

El gluten es es una proteína que se encuentra en la semilla de muchos cereales como son el trigo, cebada, centeno, triticale, espelta, algunas variedades de avena, así como sus híbridos y derivados. A veces no sólo es que la persona no desee consumirla, sino que es intolerante o a ella o se está cuidando, pues existen muchas personas son incapaces de digerir esta proteína por completo ya que tras la ingesta se generan fragmentos proteicos que activan el sistema inmunológico, que al detectar esos fragmentos como tóxicos, se desencadena una reacción adversa.

Afortunadamente con el postre que te enseñaremos a hacer, no tienes qué preocuparte por eso, porque no la contiene. Sin embargo, a pesar de que esta proteína es la que le da elasticidad a la masa, el pastel podrá ser esponjoso, saludable y con un gran sabor, que estamos seguros que amarás, porque el yogur siempre le va bien a los postres de horno, ya que les da un saborcito agridulce.

Así que una vez que llegaste hasta aquí, te decimos que con esta receta el pan te rendirá para 8 porciones y el tiempo total de elaboración es de 1 hora 10. Te recomendamos hacer un molde redondo de unos 20 centímetros de diámetro para que desmoldarlo sea mucho más fácil. Recuerda que este postre siempre lo podrás acompañar con fruta fresca como arándanos, fresas o frambuesas

Ingredientes

  • 4 huevos
  • Ralladura de medio limón
  • 400 g de yogur natural escurrido
  • 2.5 ml de esencia de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • 20 ml de endulcorante apto para cocinar líquido 
  • 35 g de maicena

¿Cómo se prepara?

  1. Precalienta el horno a 170º C y preparar un molde redondo, de unos 20 cm de diámetro.
  2. Engrasar un poco los laterales con aceite de girasol o de oliva suave.
  3. Escurrir el líquido visible de los yogures y mezclar todos en un recipiente hasta dejarlos cremosos.
  4. Disponer sobre una estameña, paño limpio que no suelte hilo o varias capas de papel de cocina, sobre un colador, y dejar unos 20-30 minutos, mínimo.
  5. Remueve y aprieta ligeramente para terminar de desechar la mayor cantidad de agua posible.
  6. Separa las claras de las yemas, reservando las primeras para el último momento. 
  7. Bate con unas varillas manuales las yemas con la ralladura de limón (puedes usar vainilla o naranja), la maizena tamizada y edulcorante al gusto (equivalente aproximado a 80-100 g de azúcar). 
  8. Añade el yogur y bate un poco más hasta obtener una crema sin grumos.
  9. Con una batidora de varillas bien limpias, bate las claras hasta casi punto de nieve. Incorpóralas a la mezcla principal en tres tandas, con movimientos envolventes usando una espátula o lengua de silicona. 
  10. Vierte en el molde, igualando la superficie con la espátula o el dorso de una cuchara, y hornea a media altura durante unos 50-55 minutos. 
  11. Vigila que no se queme antes de tiempo, puedes cubrirlo con papel de aluminio.
  12. Espera un poco fuera del horno antes de abrir el molde y dejar enfriar. 

 

Otras Noticias